compartir en:

Una niña de 7 años de edad sufrió una terrible reacción alérgica que la llevó a parar al hospital. La causa fue por un tatuaje de henna que se le aplicó durante sus vacaciones en Egipto.

Tras pasar horas bajo los efectos del Sol, la piel de la niña empezó a reaccionar de manera alarmante por uno de los químicos del tatuaje llamado parafenilendiamina, que se usa en conjunto con la henna para que el color sea más oscuro.

La menor Madison Gulliver decidió aplicarse un tatuaje de henna en el hotel donde se hospedaban, momentos después, la menor comenzó a sentir dolor y fue trasladada a una unidad de quemados del hospital por una grave quemadura.

Los médicos indicaron que a la menor le salieron grandes ampollas en la parte del tatuaje, las cuales fueron curadas y le dejaron cicatrices en la parte del brazo.

No obstante, el padre de la menor mencionó lo siguiente: “En parte es culpa mía porque yo no sabía el peligro, pero también es culpa del salón por utilizar productos químicos peligrosos en los niños”.

De acuerdo con el portal de Excélsior, el hotel que brindaba ese servicio se disculpó con los familiares y dejó de aplicarlos.

Ante este caso, la Asociación de Pediatría comunicó sobre los riesgos que implica realizar un tatuaje de henna negra en los niños, pues aseguró que este tipo de henna causa lesiones graves en la piel.