Niños, jóvenes y adultos disfrutaron una divertida noche de bolos y bocadillos con sus seres queridos.

Amigos, parejas y familias demostraron sus habilidades la noche del sábado en los bolos, donde se dieron cita con el objetivo de pasar alegres momentos con sus seres queridos. 
Los presentes pusieron a prueba sus tiros al intentar derribar los pinos y ser los mejores con sorprendentes chuzas y spears, mientras que sus acompañantes los animaban con porras y aplausos por su excelente esfuerzo. Al contar sus puntos, los asistentes felicitaron a cada uno de los ganadores de este tiempo de juegos. 
Así fue como esta velada se volvió inolvidable para todos en la sala de boliche; también deleitaron sus paladares con pizza, nachos y hamburguesa como parte de los snacks favoritos de chicos y grandes.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...