compartir en:

En compañía de sus padres, hermanos y sobrinos, fue como celebraron Nadya Mendieta y José Antonio Salas su boda por el civil en Anticavilla Hotel, en la que ante un juez y con su familia como testigos, firmaron un acta, significado de la unión y amor de la joven pareja. 
Tras cinco años de noviazgo, habiéndose conocido en el trabajo, los ahora esposos contrajeron nupcias con gran felicidad por comenzar su vida como esposos. 
La original pedida de matrimonio sucedió cuando en un globo aerostático elevándose, se desplegó un cartel escrito por José Antonio con la frase “¿Quieres casarte conmigo?”, a lo que Nadya respondió con un rotundo sí con emoción y lágrimas de felicidad. 
Con un menú de ensalada de cítricos, enchiladas de plátano macho y enfrijoladas de cecina, fue como compartieron la mesa los recién casados y sus seres queridos. 

Por: Mariana García