invidente

share

Cuernavaca, Morelos.- Teresa Méndez lleva más de un año intentando conseguir un nuevo trabajo, sin éxito y ahora la pandemia del COVID-19 se convirtió para ella, no sólo en un riesgo para su salud, sino en el mayor obstáculo para que pueda tener un empleo que le ayude económicamente a ella y a sus hijos. “Mi situación ahora ya empeoró”, dice, al señalar que, debido a la contingencia sanitaria, que tiene un mal pronóstico para la economía en general, ahora ni siquiera puede salir de su casa a seguir buscando una oportunidad laboral.