Eduardo Brizio

share

No hay mal que dure cien años

En esta ocasión, me tomaré el atrevimiento de iniciar este espacio periodístico parafraseando al inmortal Ángel Fernández diciendo: “Para todos los que quieren y aman al futbol”, les tengo excelentes noticias; toda vez que, en medio de la contingencia epidemiológica, regresará el balompié a la pantalla chica, para beneplácito de los aficionados de verdad.

share

El último minuto también tiene sesenta segundos

La semana pasada, estimados lectores, me tomé el atrevimiento de contarles una anécdota de cuando ya me había retirado del arbitraje y constantemente me invitaban en sector aficionado a pitar, cuestión que agradecía, pero que rechazaba, hasta el día en que me propusieron a pitar “un partido con causa”, para niños con cáncer y de plano, ya no me pude negar.