El presidente de la Canaco en Chihuahua, los empleados de la tienda Soriana en dicha ciudad, además de cientos de ciudadanos a través de las redes sociales, rechazaron y condenaron la actitud de decenas de consumidores, quienes el pasado fin de semana exigieron a la citada tienda, les vendiera televisiones de plasma a 10 pesos, por un error de tipografía.

El pasado viernes, al inicio de la campaña publicitaria “El Buen Fin”, la tienda Hiper Soriana, ubicada sobre la avenida Tecnológico, en la ciudad de Chihuahua, publicó el precio de distintos televisores de plasma y pantallas planas, con signos de caligrafía que confundían el punto con una coma, por lo que muchos consumidores al ver el precio de 10.990, 6.990, entre otros, exigieron la venta de los mismos en pesos y centavos.

El gerente de la tienda y personal de la misma explicaron a los consumidores, que se trataba de un error de tipografía, y que la coma parecía un punto, por lo que el precio correcto debía leerse como millares, esto es, 10,990 y 6,990, que además era lo más lógico por el tipo de producto.

Sin embargo, los clientes llamaron a Profeco, y al lugar acudió la delegada, Yubia Velázquez, quien obligó a la tienda a vender los aparatos electrónicos en 10 y 6 pesos, con 990 centavos, clausuró el supermercado, e impuso una multa de 4 millones de pesos, luego que los consumidores se amotinaron en la tienda y cometieron otros delitos, como apropiarse de comida y otros productos sin pagarlos, mientras se resolvía el problema, que duró aproximadamente 12 horas y comenzó desde las 16:00.

El domingo, empleados de la tienda escribieron una carta y la hicieron pública en las redes sociales, donde expusieron su punto de vista, y el rato “traumatizante” que pasaron durante la rebelión de los consumidores.

En la carta, expresaron que:

Nos gustaría que la comunidad se entere de toda la frustración que pasamos ese día los empleados de Soriana, que se enteren de la verdad sobre ese horrible día y no se trata de defender a la empresa”, y añadieron que “ese día fue impactante, una sola persona fue quien causó todo ese revuelo, ella le habló a todos sus conocidos para que vinieran a tomar literalmente las cosas que por error estaban marcadas en un aéreo, pero que en la parte de abajo de la isla estaba en precio bien, en la entrada de la tienda también así como en cada artículo, pero a esa mujer no le importó el daño que nos causaba”.

Denunciaron que los consumidores cometieron otros abusos:

La mujer que ocasionó todo se fue de la tienda como una cobarde, dejando todo un desorden por la gente que no quisieron soltar sus pantallas y que transcurriendo las horas la espera era interminable, no se daban por vencidos, comenzaron a robarse los pollos de la cocina, pan, jamón, sodas, papitas etc… Todo lo que estaba a su alrededor para comérselo sin pagar”.

Además, aseguraron que también fueron agredidos:

Y ya entrada la noche, empezaron a agarras cobijas, a bajar colchones, a golpear a mis compañeros cuando intentaron impedirlo y no solo eso en la madrugada se juntaron todos a hacerle bola al abogado de la empresa para exigir que se les regala las pantallas, que a ellos no les importaba morirse aquí con tal de irse con el objeto, y el maltrato, la humillación que cada instante recibíamos de parte de esa gente vulgar”.

Tras la publicación, la mayoría de los comentarios en Internet condenaron el hecho, como Sergio Ramos, quien escribió:

Gente oportunista, la cual solo a eso se dedica no entiendo como no les importa el impacto que sus acciones pueden provocar. Y a las autoridades como se prestan para este tipo de cosas”.

Al igual que Anahy López:

No puedo creer que nosotros mismos no seamos conscientes y nos aprovechemos de esta manera”.

Liz Pérez Campos señaló que:

Parecían salvajes no sé qué calificativo darles, pero la verdad es que es una vergüenza para sus hijos para su gente para todo chihuahua”.

Así como Vanessa Guzmán Loera:

Lo es y será Gente hambreada muertos de hambre ojalá alguien tenga fotos de la gente ratera esa”.

Por si fuera poco, el martes, otros 26 consumidores reclamaron ante Profeco, que ellos también exigían les vendieran los aparatos electrónicos a 10 y 6 pesos.

Carlos Fierro,  presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Chihuahua, dijo que se trató de un “robo, un total oportunismo avalado por la autoridad en este caso la Procuraduría Federal del Consumidor”.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...