Mediante diligencia Ministerial encabezada por la Fiscalía Regional de la Zona Metropolitana, elementos de Servicios Periciales y agentes de la Policía de Investigación Criminal, realizaron el levantamiento del cuerpo sin vida de un menor en Jiutepec, este martes.
Desde septiembre de 2018, la madre de dos menores de 4 y 5 años, los encargó el cuidado a su hermana, quien tiene su domicilio en la colonia Otilio Montaño, donde ella vive con su pareja y dos niños hijos de ambos.

Es en noviembre, cuando la pareja da a conocer que en días previos, al caminar por la colonia La Joya, llevando a los cuatro menores, habrían sido interceptados por tres sujetos quienes se llevaron al pequeño de 4 años de edad de iniciales I.S.Q.
El hermano desaparecido contó a su abuela materna, que su tío Arturo le había pegado a su hermanito, lo que provocó sangrando por la boca y oído, indicando que posteriormente sus tíos le prendieron fuego en un patio de la casa.

Ante lo anterior, se presentó la denuncia con la que se inició la carpeta de investigación y a través de la Policía de Investigación Criminal (PIC), se realizó la detención de Arturo “N” y Karina Guadalupe “N”, de quienes durante febrero la autoridad determinó su vinculación a proceso por desaparición de personas, manteniendo la prisión preventiva, sin embargo, no referían el paradero del pequeño.

Mediante investigaciones, se logró saber que los detenidos habrían encargado un refrigerador con unos vecinos en enero de este año, con el argumento de que se estarían cambiando de domicilio y que luego lo recogerían. 
Al pasar el tiempo, los vecinos fueron a preguntar por la pareja para que se llevaran el aparato; sin embargo, al no encontrarlos lo conservaron en el patio de la vivienda, sin notar nada extraño, pues el refrigerador cerraba de manera hermética.

Durante diligencia ministerial de este día, encabezada por la Fiscalía Regional de la Zona Metropolitana, elementos de  Periciales abrieron el refrigerador en cuyo interior se localizaron seis bolsas en capas, conteniendo el cuerpo sin vida del menor I.S.Q.

El cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense, en donde se realizan los estudios y pruebas de laboratorio.
Con las pruebas y periciales obtenidos, se continuará el proceso judicial en contra de los tíos del infante, por los hechos en los que perdiera la vida, con las agravantes que correspondan.