compartir en:

México.- En el seno de Tuzos existió cierta incomodidad por el trabajo del árbitro Diego Montaño, durante el encuentro donde Pumas ganó 1-0 en el inicio del Apertura 2017.

El técnico uruguayo Diego Alonso consideró que no era falta sobre el chileno Nicolás Castillo en las afueras del área hidalguense, acción que propició el gol del mismo andino en disparo de tiro de libre, lo que al final fue la diferencia en el marcador.

“Nunca doy opinión de la evaluación del árbitro y de la falta de ellos, yo creo que tampoco fue falta, siempre le digo a mis jugadores que un buen equipo es mejor que cualquier árbitro.

“Los árbitros son personas dedicadas, que siempre tratan de hacer su mejor trabajo”, además, afirmó que el sábado los arbitrajes estuvieron correctos, pero, como ayer, hay ocasiones que el silbante puede no tener su mejor tarde”.

En cuanto a la ausencia de la figura japonesa Keisuke Honda, el charrúa explicó que tiene poco tiempo de adaptación y será para la fecha tres o cuatro cuando por fin pueda tener actividad con Tuzos.

“Tiene unas molestias musculares, debemos tratarlas, recuperarlo y adaptarlo a la altura y con sus compañeros. Entre tres y cuatro semanas podrá estar participando”, adelantó Alonso.