Cuernavaca.- Para Francisco Sánchez, técnico de Halcones Morelos, las dos polémicas que se presentaron en los primeros tantos de La Piedad le dieron un rumbo diferente al encuentro, aunque asegura que prefiere no desconfiar de los silbantes.

“Yo creo que ellos (árbitros) al final tratan de salir a hacer su trabajo, que en estos dos partidos (Cruz Azul) puntualmente nos han perjudicado directamente pues ya así lo vemos, pero no creo ni quiero pensar que salgan a perjudicarnos directamente.

“La verdad es que desde temprano recibimos dos goles y no sé si están o no adelantados, pero sí influye en lo anímico, creo que el equipo a partir de ahí tuvo que trabajar en contra”, dijo, al tiempo de agregar que las lesiones de Alan Vidal y Raúl Meráz también influyeron en el marcador. 

Sobre los resultados que han tenido y del balance hecho hasta el momento en el torneo, el estratega descartó que fuera un fracaso para el equipo, ya que es un equipo nuevo en la división. 

“No creo que haya sido un fracaso, yo lo veo más positivo porque somos un equipo nuevo, es nuestro primer torneo en esta Liga y en lo personal me deja mucho aprendizaje. El equipo tiene que competir mejor y estar buscando la calificación”, aseguró.

Por Diego García Cruz.