Cinco plantas pertenecientes a empresas ensambladoras de autos comenzaron la suspensión temporal de sus actividades según el Luis Cárdenas  en la primera emisión del portal MVS Noticias.

Dicho anuncio confirma el impacto de la crisis financiera en las actividades empresariales debido  a que este es el sector más dinámico dentro de la economía mexicana. De continuar la recesión y la desaceleración económica global, no solo habría más suspensiones sino que podría significar constantes recortes de personal a corto y mediano plazo, debido a que la industria automotriz impacta más de 157 sectores de la economía mexicana.

Honda, Audi, Toyota, Fiat  y Chrisler son las empresas que anunciaron el cese temporal de sus ensambladoras con afectaciones a la economía de sus empleados quienes recibirán compensaciones mínimas mientras dure la cuarentena y en el peor de los escenarios los despidos definitivos.