Cuernavaca, Morelos.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) suspendió una tortillería e inició procesos adminitrativos y de verificación contra otras tres por abusos en el precio del producto a los consumidores.

La delegada de la dependencia en Morelos, Zaira Fabela Beltrán, dijo que a raíz del anuncio que los industriales de la masa y la tortilla hicieron la semana anterior, a través de su representante, Antonio Vázquez Quezada, de ajustar el precio del producto, Profeco inició opeativos de verificación de precios para evitar prácticas abusivas que no se justifiquen.

Dijo que no obstante que el precio del kilogramo de tortilla está liberado en el mercado, la dependencia tiene la obligación de supervisar que, en caso de aumento, esté debidamente justificado.

La delegada agregó que el pasado martes, en reunión con empresarios del gremio, se les informó que el aumento de precios en ese producto de la canasta básica no está justificado porque no aumentó el precio del maiz.

Sin embargo, los tortilleros insistieron en que el costo del gas y la gasolina, sí justifica un ajuste en el precio final de su producto al mercado, que se ha mantenido sin cambios desde hace cuatro años.

Por zonas

Fabela Beltrán agregó que en la zona sur se detectó una tortillería que incrementó el costo hasta 17 pesos, con una variación de 3.50 pesos, por lo que le colocaron sellos de suspensión, debido a que la documentación que el propietario exhibió, en efecto, no justificó la notoria diferencia del precio.

En la misma región, Profeco inició procedimientos administrativos contra otros dos establecimientos, cuyos encargados no colaboraron para la verificación.

En Cuernavaca, en la zona centro, la Profeco ubicó un establecimiento que vende el kilogramo de tortilla a 18 pesos, muy encima del ajuste al que se refirió la organización que representa al gremio, y ante la negativa de justificar la decisión, también se inició procedimiento en su contra.

En sus oficinas, la dependencia documentó al menos cinco quejas de ciudadanos contra un negocio del norte de Cuernavaca, por aumento excesivo, e igualmente, dijo que se tomarán las acciones que correspondan.

Profeco lleva a cabo el mismo procedimiento con las panificadores, pero no obstante a que algunos establecimientos ajustaron sus precios al consumidor, hasta el momento no ha detectado prácticas abusivas como en el caso de las tortillerías, dijo la delegada. 

Por: Antonieta Sánchez
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:




Loading...