compartir en:

La aplicación de la medida emergente de verificación vehicular en el Estado de Morelos ha quedado suspendida de manera temporal, hasta el 1 de enero de 2017, según lo determinó la Secretaría de Desarrollo Sustentable, a cargo de Topiltzin Contreras MacBeath.
“Se suspende de manera temporal el sistemas de verificación en Morelos; con esto, lo que estamos haciendo es reforzar los acuerdos que firmamos, pero que, por el momento, no es posible aplicar en nuestra entidad”, señaló el funcionario estatal.
Dijo que a pesar de que se hizo un acuerdo con la Ciudad de México para conectarse en una red, la nueva norma pide que se tenga un solo sistema en el que se conecten los verificentros y que se tenga un solo modelo de información de los vehículos que transitan en esta entidad federativa.
Sin embargo, dijo que por su complejidad, la nueva instrumentación tiene un costo de 36 mil dólares por cada verificentro, alrededor de 720 mil pesos que los empresarios del ramo no están en posibilidades de erogar. Por ello, se les darán seis meses de prórroga para adquirirlos.
“Se busca tener la información real. En Morelos tenemos varios proveedores que nos dicen que el cambio resultaría complejo; sólo tenemos seis meses para ajustarnos. En una charla con el grupo técnico se determinó suspender el programa de manera temporal”, señaló Topiltzin Contreras.
Explicó que esta medida no afectará a los morelenses. “Estamos lanzando el programa de borrón y cuenta nueva, quienes viajen frecuentemente a  la Ciudad de México, tendrán la posibilidad de verificar allá sin multas ni recargos;  esperamos que a partir del 1 de enero, se pueda poner en marcha la verificación en Morelos”, concluyó.