compartir en:

Una pesadilla vivió la familia de Tania, una joven que soñaba con tener su fiesta de 15 años, pero que jamás imaginó que ese día sería el último de su vida.

Con su vestido azul turquesa, Tania salió el sábado a las 15:30 horas, montada en un caballo que la llevaría de su domicilio, ubicado en Santa Cruz Tetela, en el municipio de Chiautempan, Tlaxcala a la iglesia donde se oficiaría la ceremonia de sus 15 años.

Después de haber avanzado unos 100 metros, un perro comenzó a ladrarle al caballo. El equino se puso muy nervioso y tiró a la joven.

El padre de la quinceañera corrió para brindarle los primeros auxilios e intentar reanimarla, pero fue imposible, pues al caer recibió un golpe en la cabeza que le quitó la vida.

Los acompañantes solicitaron el apoyo de los Servicios de Emergencia, quienes minutos después arribaron elementos de la Policía Municipal y paramédicos de Tlatelulco, quienes sólo certificaron la muerte de la menor.

La situación se tornó más dramática, pues a pesar de haber solicitado el apoyo de los elementos del Ministerio Público para que levantaran el cadáver, no llegaron. Por este motivo, los familiares decidieron levantar ellos mismos el cuerpo de Tania con la ayuda de una cobija y llevarla a su casa, donde los invitados no podían creer que el festejo se hubiera vuelto un funeral. 

 

Con información de La Policiaca.