CUERNAVACA, MORELOS.- Debido a las altas temperaturas que se han registrado y la probabilidad de incrementar en los próximos meses, la Dirección de Salud municipal intensificó las supervisiones y verificaciones a negocios que expenden alimentos en la calle.
El calor provoca que los alimentos perecederos sufran con mayor rapidez una descomposición, por lo que  se revisa el manejo en la vía pública para evitar infecciones estomacales, informó Ulises Sotelo Hernández, director de Salud de Cuernavaca.
Mencionó que personal del área de Verificación Sanitaria se desplaza por todo el municipio para supervisar a los puestos de comida semifijos y ambulantes, para revisar el comportamiento de los alimentos y su elaboración.
“Durante la época de calor aumentan las enfermedades gastrointestinales por la descomposición de alimentos, por ello, se tiene que revisar cuidadosamente el estado en que se encuentre la comida que se va a ingerir para evitar riesgos”, expresó Sotelo Hernández.
Dijo que la mayoría de las personas que trabaja, no tiene tiempo para llevar los alimentos a sus oficinas, por lo que tiene que comprar su desayuno y comida en puestos que se encuentran en la vía pública.
Por lo anterior, las autoridades tienen que reforzar la supervisión y verificación de los negocios que venden alimentos, pero también, los consumidores tiene que atender las recomendaciones previas a comprar la comida y después.

Precaución. El calor acelera la descomposición de los alimentos, provocando enfermedades estomacales.

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]