CUERNVACA, MORELOS.- Este año más restauranteros entraron al segmento de venta de comida tradicional sobre pedido, lo que provocó que los negocios que tradicionalmente preparan pavo, romeritos y bacalao, se quedaran cortos en sus expectativas.
El empresario Harry Nielsen León, consejero de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), refirió que las ventas de comida preparada para llevar tuvieron un incremento de 20 por ciento, pero la expectativa era que por lo menos llegarán a 35 por ciento.
El resultado se debió a que este año la oferta de platillos preparados para festejar la Navidad registró un importante aumento en el mercado, dijo.
Ahora, los restaurantes que siempre han estado en este segmento de la comida preparada no sólo compitieron con la oferta de los centros comerciales, sino contra un mayor número de negocios establecidos y con el comercio informal que aprovecha la temporada para ofrecer sus servicios en la elaboración de platillos típicos de la temporada decembrina.
Señaló que negocios que nunca antes habían elaborado comida sobre pedido, entraron al segmento para recuperarse de la mala racha que tuvieron tras el sismo y la venta no bajó, pero sí se distribuyó entre un mayor número de establecimientos.
“Por la situación que se venía arrastrando en el año, con el socavón y sismo, la gente abrió el abanico para poder vender y tener mejores números”, indicó.
En contraste, señaló que en esta última semana, la venta de comida en los restaurantes aumentó, entre un 25 y 30 por ciento, lo que significa que el mercado está respondiendo a las expectativas que los empresarios tienen sobre el cierre de año.

"La principal bondad que tiene Cuernavaca, que es su clima, volvió a salir en rescate de la actividad turística.” Harry Nielsen

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]