compartir en:

No hay peor forma de terminar una relación que la utilizada por Tom-Jan Hüsch, este chico pensó que podía romper el corazón de su novia publicando un video de sí mismo golpeando brutalmente a su perro, con lo que no contaba es que un hombre del vecindario, fanático de los animales, vería el video posteado en redes y le daría una tremenda golpiza.

Hüsch sostuvo al perrito asustado, éste gritaba mientras el hombre lo golpeó en el rostro una y otra vez, visiblemente satisfecho por su fechoría. El video fue publicado en Facebook, pero fue removido poco después. Algunas fuentes lograron dar con una copia de este video y del ataque que tuvo lugar después.

Josef Guldschmitt, se enfureció por lo que tuvo que observar y juró ejercer venganza en nombre del pobre perro, que ya no se encontraba bajo el “cuidado” de Hüsch. Guldschmitt rastreó al criminal y también grabó un video, pero esta vez Hüsch fue la víctima.

“Sinceramente, quería que muriera”, confesó. “Si hubiera encontrado mis pinzas, tal vez habría hecho cosas peores”.

Guldenschmitt publicó el video en la red, con la esperanza de que fuese una advertencia para personas que piensan en maltratar animales, aclarando que esto no será tolerado en Alemania. No se presentaron cargos en su contra.