Emiliano Zapata, Morelos.- Por más de 10 años la señora María Neri Domínguez, de la colonia Tepetzingo, en Emiliano Zapata, ha habitado la casa de una familia migrante, que en agradecimiento por haber cuidado la vivienda le obsequiaron una parte del predio, sin embargo, el sismo del 19 de septiembre dañó totalmente la casa y al no poder comprobar la propiedad, no la consideran damnificada.

El Fondo de Desastres Naturales (Fonden) no reconoce la vivienda afectada, a pesar de que presenta daño estructural, por lo que ahora la señora María Neri vive en una improvisada casita de lámina de cartón con sus tres hijos. 

“Protección Civil nos dijo que la casa es inhabitable, pero las autoridades locales me dijeron que yo no era damnificada porque la casa no es mía, pero es el techo donde yo vivía”, explicó a Diario de Morelos.

“Uno de mis hermanos sintió feo al ver las condiciones en las que yo estaba, ya que dormíamos debajo de una lona, pero las lluvias y el fuerte frío complicaron más las cosas, por lo que nos hizo una casita de lámina afuera de la casa afectada”, agregó.

Las cosas se complicaron aún más, ya que el lugar donde la señora María trabajaba también fue afectado por el sismo, razón por la que cerró sus puertas y despidió al personal, entre ellos a esta señora, que es el único sustento de la familia.

 “Yo trabajaba en una reserva ecológica, pero se afectó el lugar, nos despidieron; uno o dos días me dan trabajo en un vivero de aquí cerca, pero me pagan 150 por día, a veces gano 300 pesos a la semana, y con eso la vamos pasando”, comentó.

Desde el sismo del 19 de septiembre, hasta la fecha, María Neri solamente ha recibido 10 bultos de cemento, 10 bultos de mortero y 150 tabiques, de parte del Gobierno estatal, sin embargo, el material no alcanza y no cuenta con el recurso para pagar la mano de obra.

“Yo estoy pidiendo ayuda para levantar un cuartito, ya con eso me conformaría yo y mis hijos”, declara la señora María en su pequeña casa de cartón.

Por: Guillermo Tapia
[email protected]