Con quemaduras de primero y segundo grado resultó Lorenzo, de 25 años, tras recibir una descarga eléctrica al tocar accidentalmente unos cables de media tensión, cuando se encontraba pintando una casa en la calle Ávila Camacho, de la colonia Carolina, de Cuernavaca, por lo que fue trasladado al Hospital General “Dr. José G. Parres” de Cuernavaca.