Son llamados Gliders, estos artefactos ayudan a estudiar las corrientes marinas y monitorear sus efectos. Es un proyecto nacional y actualmente se encuentra sumergido en el Golfo de México.

Este proyecto se trata de vehículos autónomos que se desplazan por debajo del mar y sirven para medir, de manera continua y casi en tiempo real, algunas de las propiedades del océano, físicas o biogeoquímicas.

Algunas las propiedades estudiadas son: temperatura, conductividad, presión y salinidad, entre otras.

Actualmente en nuestro país se encuentra un grupo  de especialistas, Grupo de Monitoreo Oceanográfico con Gliders (GMOG), que utiliza estos instrumentos para estudiar las corrientes marianas del Golfo de México.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...