En tiempos de Spotify, iTunes y el florecimiento del streaming de audio, pensar en un reproductor de mp3 que funciona con la música almacenada suena algo retro. Sin embargo, está claro que la idea de Sony al lanzar su nuevo Walkman NW-WM1Z es apuntar a otro tipo de usuario, tal vez más preocupado por la calidad que la cantidad.

Para eso, puso toda su experiencia en la fabricación de dispositivos de reproducción portable de música (37 años hace que se lanzó el primer Walkman) en una carcasa sellada al vacío, la recubrió de una capa de oro y lo lanzó al nada módico precio de 3.200 dólares. Reproduce, como es de esperar, los formatos de música menos comprimidos, por lo tanto son los que manejan frecuencias que más se asemejan a la idea de "alta fidelidad".

Viene con 256GB de memoria (y una ranura para agregar espacio extra vía micro SD) y bluetooth, pero además tiene algunas funciones notables, como la de reescalar archivos en inferior resolución de sonido para hacerlos sonar eh HD, o un optimizador de ecualizaciones que funciona de manera "inteligente" de acuerdo a lo que esté en la playlist.

No es nada liviano, pesa alrededor de 450 gramos, y tiene las dimensiones de un smartphone pequeño, pero cuenta con una batería que rinde 30 horas de uso contínuo.

 

Nota recomendada Lenovo presentó los nuevos Moto G4

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...