Cuernavaca, Morelos.- Verónica Martínez García, directora del Instituto de Crédito, informó que debido a la falta de acuerdo con el Ayuntamiento de Cuernavaca para  liquidar el adeudo histórico, que ya alcanza los 113.5 mdp, la institución solicitó el embargo de las cuentas bancarias.

Ayer, la funcionaria explicó a líderes sindicales cuál es la situación que tienen el Ayuntamiento y el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (SAPAC).

Los representantes solicitaron la reunión debido a que la administración del municipio y del organismo descentralizado, continúan descontando a los trabajadores la parte de su salario que corresponde a la aportación obligatoria y la amortización de créditos que tienen vigentes. Pero, los descuentos no están reflejados en su estado de cuenta y para el Instituto no están cumpliendo con sus obligaciones.

Martínez García dijo que, además del problema legal que representa no enterar el dinero que se descuenta a los trabajadores, hay otro tipo de problemas.

Los acreditados no pueden recuperar las facturas de los vehículos que adquirieron con crédito, y que ante el municipio o el SAPAC, ya terminaron de “pagar”, pero ante el Instituto no.

Ya se presentó el caso de un trabajador, cuyos familiares solicitaron a la dependencia la devolución de las aportaciones que éste hizo.

La directora detalló que el gobierno que encabeza Cuauhtémoc Blanco no ha reconocido la deuda de los gobiernos anteriores y no se ha llegado a ningún acuerdo para liquidarla, y la deuda de la actual administración sigue en aumento.

Los derechos de los empleados del Ayuntamiento ante el instituto están suspendidos desde hace dos años y las denuncias penales que se interpusieron ante la Fiscalía siguen su curso.

Como parte de esto, dijo que ya se solicitó a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) el embargo de las cuentas del Ayuntamiento, y la solicitud para las cuentas del SAPAC, está en proceso.

Por: Antonieta Sánchez
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...