compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Ayer por la mañana se dieron a conocer los resultados del peritaje realizado por el Colegio de Ingenieros para deslindar responsabilidades sobre el accidente ocurrido el 12 de julio, cuando dos personas murieron por asfixia tras caer en un socavón del Paso Express.
Las conclusiones de la valoración pericial fueron anunciadas por el doctor Humberto J. F. Marengo Mogollón, uno de los expertos en ingeniería hidráulica, en una conferencia organizada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).
El dictamen pericial técnico determinó que hubo fallas en el diseño y omisión de supervisión tanto de las empresas encargadas como de servidores públicos.
Marengo declaró que las deficiencias que provocaron la formación el agujero se concentran en tres factores: la deficiencia de la alcantarilla, los muros de contención y la erosión del subsuelo donde se edificaron los muros.
Afirmó que si se hubiera cambiado el drenaje del Paso Express, se hubiera impedido la creación del socavón en ese lugar.
“No estaríamos aquí se hubiera revisado debidamente el tubo y la alcantarilla”, indicó.
Señaló que la decisión de conservar la alcantarilla se sumó a las lluvias y a la acumulación de agua.
“La causa, la raíz fue no haber cambiado la alcantarilla”, subrayó Marengo Mogollón durante la presentación del peritaje. El perito dijo que no hay evidencia de que, durante la construcción del Paso Express, se haya verificado el daño.
El especialista agregó que no se hizo una recolección de basura; no existe un sistema de drenaje apropiado para aguas negras y había una dislocación en la alcantarilla; se registró un sobreesfuerzo y deterioro del terraplén; y había una falla de estabilidad en la estructura debido a la utilización de maquinaria pesada.
Marengo Mogollón explicó que a la dislocación del drenaje, provocado por el deterioro de la alcantarilla, se sumó la obstrucción del tubo y la acumulación de agua que se presurizó y salió por las grietas del drenaje viejo. La salida del líquido por las grietas saturó de humedad el terraplén y comenzó a deslavar la tierra, que dio origen al socavón.
Aunado a ello, destacó, “la secretaría (de Comunicaciones y Transportes) debe de revisar como está haciendo la supervisión y verificar porque no sucedió exitosamente”.

pudo haberse
evitado tragedia
Humberto Marengo Mogollón, dijo que no hay evidencia superficial en la carretera; recordó que la autopista es de concreto y no traduce las pequeñas ondulaciones que pudieran haberse ocurrido durante esa etapa.
      “Sin embargo del lado de los muros, abajo de la alcantarilla, era evidente que había un problema”, dijo.
   Aseguró que la erosión del material, del lado de abajo, siguió presentándose con las lluvias del 15 de junio, 30 de junio del 2017, además del 6, 8, 9 y 10 de julio del 2017, que se acumularon fuertemente.
    “Y se propone en la obra una segunda colocación de concreto fluido en el área de la salida de la alcantarilla. A pesar de ser una roca firme, la erosión que había ocurrido alrededor del tubo, hizo que se socavara y el tubo perdió piso, lo mismo sucedió con el relleno del concreto fluido, que cayó sobre la alcantarilla”.
     Indicó que al presentarse la precipitación del 12 de julio, el material férreo del terraplén alrededor del socavón, perdió resistencia y fluyó en forma instantánea en gran cantidad, provocando la falla súbita y el colapso del mismo.
    Señaló que ante la importancia de una autopista de esas características, se debió hacer un exhaustivo recorrido por su alcantarilla.

Las causas principales
El Colegio de Ingenieros independientes sugiere que la alcantarilla dañada se debió haber cambiado; a esto se le sumó la acumulación de basura, lo cual hizo que el peso no soportara y el drenaje acabara colapsando, provocando la filtración de agua hacia el terraplén.

1.  Un socavón es un hundimiento que se produce en el suelo, generalmente por haber una corriente subterránea de aagua o algún espacio hueco bajo tierra.

2. La antiguëdad en las tuberías, junto con la presión del líquido que traslada, puede provocar que el tubo se dañe, al grado de romper el suelo y, al liberar el agua, o reblandecerlo.

3. La carpeta asfáltica, al no tener sustento, cede ante el peso de los vehículos.

Deficiencia en los muros
El encargado de diseñar el proyecto lo diseñó para que se hiciera un embovedado en el tubo, pero se ejecutó sin este sistema.

Descuidaron el terraplen
Cuando el agua provocó una erosión en la parte baja del muro, se cuidó la estabilidad de la muralla, sin embargo, no se diagnosticó la pérdida de material del terraplén.

Drenaje inapropiado
Cuando se construyó la alcantarilla, en 1967, la cuenca era considerada “rural” y ahora, es “urbana”. Esto, no se tuvo en cuenta para el diseño de la obra, de manera que el drenaje no preveía el desalojo también de aguas negras de la capital.

 

Por: Ddm Redacción /  [email protected]