compartir en:

Yautepec, MORELOS.- “Tengo la esperanza que puedan atender a Erick para que siga estudiando, porque hay veces que siento que ya no puedo”, dice la señora Laurentina Mateos, al ver que su nieto pronto terminará la primaria, pero ve difícil poder llevarlo a la secundaria.
Después de la publicación que Diario de Morelos hiciera del caso de Erick Camacho, el menor que fuera abandonado por su madre a los dos meses de nacido y que años después sufriera un accidente que lo dejó invalido, mismo donde perdió la vida su padre; varios ciudadanos y autoridades locales se han pronunciado en apoyarlo.
Destaca el ofrecimiento de una fundación dedicada a apoyar niños en este tipo de situaciones, mismos que se han acercado a la familia para brindarles atención y analizar si Erick puede volver a caminar para continuar con una vida normal.
 “Erick está emocionado de que tal vez pueda volver a caminar, yo estoy muy esperanzada, espero que con la ayuda de personas y doctores su sueño se haga realidad, mi nieto está creciendo y necesita valerse por sí mismo”, expresó su abuela.
 Esto debido a que Erick, en próximos días termina la primaria, pero por la problemática que tiene ven complicado poder apoyarlo con sus estudios de secundaria, aunque el menor tiene todas las ganas de continuar.
“Tengo ganas de ir a la secundaria, me gusta platicar con mis compañeros y la materia que más me gusta es español, pero sé que es más difícil seguir estudiando”, comentó el menor Erick en entrevista.
Las familiares actualmente siguen llevando al menor a sus rehabilitaciones que el Ayuntamiento le ha ofrecido, y de igual forma lo trasladan a Jojutla donde recibe clases para poder utilizar su silla de ruedas; aunque su caso debe atenderse por diversos especialistas. 

"Tengo ganas de ir a la secundaria, me gusta platicar con mis compañeros y la materia que más me gusta es español, pero sé que es más difícil seguir estudiando.” Erick Camacho, menor discapacitado de Yautepec

A secundaria. El menor está a punto de terminar la primaria, pero su abuela dice que se le complicará para apoyarlo a ingresar a la secundaria.

Por: Guillermo Tapia /  local@diariodemorelos.com