CUERNAVACA, MORELOS.- En libertad quedó el conductor de la línea Ometochtli acusado de atropellar y matar a una mujer cuando pretendía cruzar los andenes del mercado Adolfo López Mateos, el 18 de mayo del año en curso, derivado de los resultados de un peritaje.
Se trata de Elías “N”, quien el jueves pasado conducía la ruta de la línea Ometochtli, con número económico 111, placas de circulación 272044-P con destino al municipio de Tepoztlán.
Tras el deceso de una mujer de entre 65 y 70 años, el operador quedó a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE), sin embargo, tras tener los resultados del peritaje las autoridades determinaron ponerlo en libertad, ya que se señaló que la señora requería de una persona adulta para ayudarle a desplazarse.

LEGAL DETENCIÓN DE CHOFER DE CHAPULIN
En tanto, Mario Alberto, de 39 años operador de la ruta conocida como “Chapulín”, detenido el domingo por atropellar a una mujer, cuando pretendía cruzar las calles Hermenegildo Galeana y Mariano Abasolo, de la colonia Centro de Cuernavaca, le hará frente a su proceso por homicidio calificado en libertad.
Ayer se llevó a cabo la audiencia de control de detención y formulación de imputación, donde el juez calificó de legal su aprehensión, sin embargo, determinó que puede permanecer en libertad bajo proceso, pero para ello deberá de firmar cada mes ante la Unidad de Medidas Cautelares para Adultos, además tendrá que pagar 30 mil pesos como garantía, y no podrá salir del estado.
De esta manera la audiencia de vinculación a proceso en contra de Mario Alberto se llevará a cabo el próximo lunes 29 de mayo, donde se resolverá su situación jurídica conforme a derecho.

Atropellamientos
En la última semana se presentaron dos decesos a manos de choferes de rutas, pero en uno de los casos, el chofer quedó libre porque las investigaciones determinaron que no era culpable; otro enfrentará el proceso en libertad.

1 rutero  quedó absuelto, por determinación del peritaje vial

Por: Omar Romero /  [email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...