La desaparición de 44 tripulantes que viajaban en un submarino de la Armada argentina provocó este miércoles más temores e incertidumbre porque no hay señal alguna de ellos y se teme que se queden sin oxígeno siete días después de haberse perdido.

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, reconoció que “no tenemos ningún rastro” y ni siquiera saben si el submarino alcanzó a emerger o no para renovar el aire, lo que es un dato crucial para calcular las posibilidades de sobrevivencia.

“Seguimos en esta fase de búsqueda y rescate, estamos en la parte crítica, se está cumpliendo el séptimo día hoy en cuanto al oxígeno, pero no descartamos las otras opciones, que pueda estar en superficie”, explicó.

Por otra parte, les pidió a las familias de los tripulantes que “no pierdan las esperanzas” porque “la Armada está haciendo todo lo humanamente posible en una operación de extrema magnitud… los vamos a mantener al tanto de todas las novedades: las buenas y las no tan buenas”.

El submarino de la Armada Argentina ARA San Juan, nombre completo de la nave, es buscado en la zona del golfo San Jorge, en la provincia de Chubut, a casi mil 400 kilómetros de esta capital, ya que fue su última posición reportada a primera hora del miércoles pasado.

La nave había comenzado su recorrido en Ushuaia, ubicada en el extremo sur de la Patagonia y tenía que haber llegado el lunes a Mar del Plata, una ciudad de la costa atlántica, a una distancia de solo 413 kilómetros de Buenos Aires.

Sin embargo, por razones aún desconocidas dejó de comunicarse hace siete días, lo que marcó el inicio de un operativo inédito de búsqueda en el que están participando equipos nacionales e internacionales provenientes de una docena de países.

La Cancillería argentina manifestó en un comunicado su “profundo reconocimiento” a la colaboración de los gobiernos de Alemania, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Noruega, Perú, Reino Unido y Uruguay.

Estos países, precisó, enviaron buques, aeronaves, recursos humanos y tecnológicos “que de forma tan dispuesta han colocado al servicio de esta búsqueda humanitaria que moviliza a todo el pueblo argentino”.