compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El Congreso aprobó reformas al Código Familiar para el Estado, a partir de una iniciativa del diputado Julio Espín Navarrete, para dar a la sociedad la oportunidad de que el trámite de testamento público sea fácil, ágil y seguro.
Los legisladores aprobaron el dictamen sobre la reforma de los artículos 642, 643, 646, 647, 653 y 656 del Código para eliminar la presentación de testigos como requisito para el testamento.
El diputado Julio Espín Navarrete dijo que con estas reformas se tendrá una norma más eficaz para que el testador disponga libremente de sus bienes y derechos, y que la propiedad de los mismos se transmita a las personas, herederos y/o legatarios, sin complicaciones.
Explicó que la sucesión por causa de muerte se tramita judicialmente o ante notario público en caso de que exista un testamento público o privado declarado válido judicialmente, y los juzgados familiares atienden un 30 por ciento de trámites de sucesión intestamentaria.
El también coordinador del Grupo Parlamentario del PRD expuso la problemática que implica reunir a las cinco personas (tres testigos, testador y notario) y que cualquier inobservancia en la forma puede tener graves consecuencias sobre la validez del acto.
La mayoría de nulidades en los testamentos se ha dado en función de los testigos, que nada tiene que ver con la voluntad del testador.
Indicó que, al eliminar este requisito, se evitará que el testador busque los testigos que concurran al otorgamiento, lo que en muchas ocasiones se dificulta, sobre todo siendo casos urgentes.

"(...) de sucesiones en donde no se otorgó testamento y, en muchos casos, esta circunstancia es por la dificultad que reviste presentar tres testigos idóneos ante notario público.” Julio Espín Navarrete, diputado local.

 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / [email protected]