compartir en:

Por considerar que los incrementos de hasta 15% en las tarifas pueden caer en abusos, el Gobierno de la Ciudad de México irá por la regulación del transporte público individual con aplicaciones móviles.

Luego de que Uber aplicara un aumento, tras el alza en el precio del combustible, el secretario de Movilidad, Héctor Serrano, aseguró que no se van a permitir nuevamente, sin que éste sea aprobado por la dependencia.

"De aquí en adelante, nos lo tienen que informar antes de tomar una decisión unilateral; donde no lo hablen con nosotros regulamos la tarifa", advirtió.

Desde el 5 de enero, la empresa subió sus costos 15% por kilómetro recorrido, con el argumento de que la ampliación en la gasolina representaba gastos extraordinarios para los socios y debían garantizar la operación del sistema.

El incremento aplicó a todos los productos de Uber, así como las categorías de vehículos y los viajes compartidos.

Serrano destacó que con estas aplicaciones los usuarios deciden si pagan o no la tarifa desde antes de abordar el auto, lo cual da una ventaja a la transnacional.

Sin embargo, destacó que el aumentó provocó la queja e inconformidad de decenas de pasajeros, lo cual llegó a la Secretaría de Movilidad (Semovi), situación que aseveró no se va a permitir.

"También lo he dicho, si se repiten quejas por parte de usuarios en el caso de Uber, en donde se considere que son abusivas sus tarifas, no tenemos ningún problema en revisar la posibilidad de regularlas para evitar que se generen abusos en el transporte".

"Tenemos disposición de hacer una mesa de diálogo y acordar, pero también tenemos facultades gubernamentales".

El funcionario dijo que es fácil detectar estos abusos, ya que frecuentemente los usuarios lo reportan en redes sociales.

La Semovi no contempla ninguna acción para reducir tarifas e incrementos, tanto de Uber como otras aplicaciones que operan en la ciudad como Cabify.