compartir en:

A 100 años de prisión y el pago de reparación de daño por 2 millones 114 mil 370 pesos, fue sentenciado Andrés, de 32 años, por el delito de violación agravada y feminicidio, luego de que el 24 de abril del 2016 abusara sexualmente de su hijastra de un año y cinco meses, en su casa de la colonia Sonora, de Tetecala, tras mandar a su pareja sentimental y madre de la menor a buscar empleo acompañada por su hijo, por lo que el 27 de mayo del mismo año fue aprehendido en Michapa, Coatlán del Río.