compartir en:

El senador republicano por Arizona John McCain fue diagnosticado con un tumor maligno en el cerebro y evalúa una combinación de tratamientos para atacarlo.

El reporte cita un informe de la Mayo Clinic, en Phoenix, donde es tratado el senador y excandidato presidencial en 2008. Allí se anuncia que el hallazgo se dio tras una cirugía a la que McCain fue sometido el viernes. En ella, le retiraron un coágulo de sangre que se encontraba sobre su ojo izquierdo. "Un examen de tejido posterior reveló que un tumor cerebral primario conocido como glioblastoma estaba asociado con el coágulo de sangre", se lee.

  "El senador y su familia están revisando opciones de tratamiento con el equipo de la Mayo Clinic. Las opciones pueden incluir una combinación de quimioterapia y radiación".

De acuerdo con un comicado de su oficina  McCain había asistido a un chequeo de rutina tras el que debió ser sometido a una operación en la que le retiraron el coágulo de 5 centímetros. Tras la intervención informaron que descansaba en su casa. Este miércoles aseguraron que se recupera "sorprendentemente bien" y que goza de una salud "excelente".

"Está confiado de que los tratamientos futuros serán efectivos", dice el reporte que asegura que en los próximos días se informará cuándo el senador podrá retomar sus funciones.

Se trata del mismo tumor del que murió el político estadounidense Ted Kennedy, hermano del fallecido presidente John F. Kennedy, según reporta el canal de noticias CNN.

La noticia se conoce en días de cruciales, cuando en el Senado los republicanos intentan acordar el futuro del proyecto de ley con el que pretenden derogar y reemplazar la ley de salud conocida como Obamacare. Esta semana, la votación se retrasó, entre otras cosas, por la convalecencia del legislador, cuya decisión era determinante pues los republicanos no pueden perder ni un voto en su intento de intentar la aprobación del proyecto de ley Better Reconciliation Care Act