Ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, sicólogo de carrera, profesor de ética, de sicología y activista político, quien ha entregado toda su vida a la Universidad Autónoma del Estado de Morelos es, entre otras cosas, el sicólogo René Manuel Santoveña Arredondo, quien nació en la Ciudad de México el dos de diciembre de 1960.
Su padre, don Manuel Santoveña Zúñiga, artista plástico, quien forjara los caballos de metal hechos con piezas de deshechos de motor unidos con soldadura, los cuales se encuentran frente al Mercado Adolfo López Mateos de Cuernavaca. Y su mamá es Martha Luz Arredondo de Ramírez, Doctora en Educación y docente en la UAEM y en otras instituciones.
René tenía cinco años cuando en unos juegos mecánicos en la Ciudad de México se cayó de cabeza y comenzó a sangrar. Su hermano Mauricio, en lugar de ayudarlo se burló y a pesar de que la sangre le chorreaba por la mejilla y le dijo carcajeándose: “con ese golpe en la cabeza, vas a quedar más bruto de lo que eres”. René lo persiguió hasta alcanzarlo y en el suelo ambos de echaron a reír. “Cada vez que nos vemos nos volvemos a acordar de ese incidente”, admite.
Estudió en Cuernavaca su primaria, cursó la secundaria en la escuela federal No. 1, la preparatoria y su licenciatura en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).  Casi terminando la carrera, estuvo trabajando dentro de la misma institución como Técnico en la Revisión de Planes y Programas de Estudio, recibiéndose como licenciado en Sicología en 1981 en la Facultad de sicología. En ese mismo año impartió clases en la preparatoria uno de la UAEM, sobre ética y sicología. Posteriormente impartió clases en la Escuela Normal Superior del Estado, cuyo Director era el Maestro don Manuel Villavicencio.
Trabajó con la Maestra Elsa Roca Licardíe en la Dirección de Educación Continua, como Coordinador de la Licenciatura en Docencia Universitaria del Sistema Abierto. 
En agosto de 1983 se fue a Londres, Inglaterra, después de haberse titulado. Estuvo en Cambridge, Inglaterra durante siete meses. Regresando a México, comenzó a laborar en la Dirección de Difusión Cultural de la UAEM con el licenciado Humberto Gallegos. En ese puesto fue coordinador de Ediciones y Publicaciones de la universidad y también impartía su cátedra en la Escuela de Sicología, donde trabajó durante doce años.
En el año 1985, el sicólogo Fernando Iturbe tuvo renunció a la Dirección de Difusión Cultural. Fue invitado a ser Secretario de la Escuela de Sicología de la UAEM, sitio que ocupó hasta 1988, fecha en el que se convirtió en Director de la Escuela hasta que pasó a ser director de la escuela, al quedar el puesto desocupado.
 Al poco tiempo fue nombrado por unanimidad en el Consejo Universitario por los 64 votos de los presentes, como Director de Sicología de la recién convertida Facultad de Sicología de 1989 a 1992. Durante ese tiempo se gestionó y se construyó la Unidad de Investigaciones y Servicios Sicológicos, ubicada en la colonia Los Volcanes.
Recuerda que en septiembre de 1990, siendo Director de la Facultad de Sicología, organizaron un evento internacional en recuerdo del décimo aniversario del sicólogo, biólogo e investigador Suizo, Jean Piaget, quien puso en práctica su teoría sobre el desarrollo intelectual y cognitivo del niño. Dicho evento se llevó a cabo en el Centro de Convenciones de Oaxtepec, donde acudieron, discípulos, científicos y personalidades de todo el mundo, “siendo este, uno de los acontecimientos más significativos en mi vida universitaria”, concluyó.  
El sicólogo René Santoveña, fue reelecto director de la Facultad de Sicología, pero en 1994, el maestro Gerardo Ávila, Rector de la Universidad, lo invitó a ser Secretario General de la Rectoría, lo que aceptó. Ahí trabajó durante tres años y los otros tres, como Secretario Académico de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.
Conoció en la UNAM a quien ahora es su esposa, Julieta Ortega Vergara contrayendo nupcias en agosto de 1998. La Jueza que los casó en Los Belenes, recinto de la universidad, se espantó al ver a tantos estudiantes, profesores y personal ahí reunido. Ella, acostumbrada a las marchas universitarias, les dijo que si iban a hacer una manifestación por Cuernavaca, ella podía venir cualquier otro día a casarlos. “Por favor su señoría, continúe”, dijo sonrojado. En sicólogo René Santoveña, tiene dos  hijos a los que ama: Laura Elena y Cesar Daniel.
En 2002 se registró en la convocatoria para ser Rector y en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos fue electo Rector de 2001 a 2007. Al terminar su cargo, se fue a la Ciudad de México a trabajar en el DIF del Distrito Federal, a la Dirección de “niñas talento” en 2010.
Fue presidente del capítulo Morelos de la fundación del Equipo “Fundación y Progreso”, agrupación que construyó la plataforma de la candidatura a favor de Marcelo Ebrad a la presidencia de la República, misma a la que el licenciado Ebrad renunció para apoyar a Andrés Manuel López Obrador para contender para la Presidencia de la República y René se convirtió en coordinador federal de la campaña de López Obrador.
Resultó electo Graco Ramírez Garrido, como Gobernador del Estado de Morelos, quien invitó a René a su equipo como Secretario de Educación, cargo que tuvo del 2012 al 31 de diciembre de 2013.
En 2015 fue asignado integrante de la Junta de Gobierno de la UAEM de la que aún es participante. Defensor a ultranza de su querida universidad. Sus amigos son El Chevo López, Javier Lavín, Toño González, Manuel Prieto y muchos más. Es apasionado de la música y del ajedrez, donde ha organizado torneos dentro de la universidad, los deportes como el futbol, el tenis y el futbol americano. René Santoveña es un hombre confiable y todo un caballero.
 

Por: Rafael Benabib