compartir en:

Experto profesor en Artes Marciales, quien abrió su propia escuela en Morelos con el sistema Kyusho Yudso, aprendido en Francia de un maestro japonés. Vendedor, comerciante, empresario y colaborador en la escuela de artes marciales en beneficio de los jóvenes en Temixco, es el profesor Humberto Enríquez del Villar, quien nació en Pachuca, Hidalgo el 24 de septiembre de 1965. Sus padres: Humberto Enríquez y Guadalupe del Villar.

Humberto estudió en el Instituto Fray Juan de Zumárraga hasta la preparatoria. A los trece años entró a una escuela de Karate-Do y estuvo laborando en un negocio de artesanías. Desde los 18 años comenzó a vender Enciclopedias Grolier, de ahí entró a trabajar durante varios años a una compañía importadora de artículos de latex, la que se llamaba “Imporlatex”, viajando por toda la República y en especial por el sureste. Posteriormente fue enviado al norte del País a cubrir todas esas plazas y regularizarlas. Siempre está ocupado en el trabajo y por eso rara vez se le ve en una reunión social o en algún restaurante.

Contrajo nupcias cuando tenía 18 años y dos años después se divorció. Desde joven ha sido popular entre las damas. Y exclama: “Pero eso es del pasado, porque ahora tengo al amor de mi vida que se llama, Laura Rivera Toledo, quien es instructora de Spinning, da terapia de pareja y es terapeuta en adicciones. Ambos llevamos una hermosa relación”. Continúa diciendo que su vida ha sido el deporte en Artes Marciales, Karate-Do, Full-Contact, Defensa personal Aikido y calistenia, lo que formó su personalidad.

En 1994 abrió una empresa que vendía equipos para “spa” (salud con agua), pero ese mismo año comenzó la crisis económica en México, por lo que no pudo competir con los equipos que se importaban desde Estados Unidos, pero él decidió continuar con la empresa de la venta de equipos para Spa.

Continuó practicando las Artes Marciales y sus ahorros se fueron mermando.  Por la gran tensión que esto le produjo, se comenzó a sentir mal y en los estudios médicos le diagnosticaron hipertensión. No contento con esos resultados, Humberto pidió otra opinión y se enteró que todo lo que tenía era tensión por las circunstancias y decidió estar menos presionado y tenso, por lo que continuó dedicándose a lo que siempre quiso: Las Artes Marciales.

Siguió con su entrenamiento y en 2002 se fue a París para aprender con un “Sen Sei” (maestro) japonés y al regresar a México abrió un dojo y se dedicó de lleno al Arte “Kiusho Yudso”. En el 2012, dicha disciplina fue introducida por él al estado de Morelos y en la cual se trata de aprender cuáles son los puntos de presión sobre el contrincante para anular el ataque y completar la defensa personal, cuyo lema es: Rápido Eficaz y Contundente. 

El profesor Humberto es representante de Artes Marciales Unidas, cuya organización está dedicada a promover la cultura y la enseñanza de estas disciplinas, así como el desarrollo social de quien las ejecuta. El profesor Ángel Postigo fue el fundador y director de Artes Marciales Unidas y nombró a Humberto como el representante e instructor en Morelos y así fue como comenzó a dar clases de Arte Marcial Filipino, Kalí en Temixco sin costo alguno, como una labor de desarrollo social, la cual trata de conducir a los jóvenes de esa ciudad a un mejor comportamiento  al conocer la filosofía del arte de la defensa personal.

El profesor Armando Mercado, actual Director de la escuela “Artes Marciales Evolución” y es el Director del Instituto del Deporte y de la Juventud, hace muchos años que lleva a cabo esta escuela, junto a uno de sus hijos, quienes fueron los que empezaron a dar clases en la plaza de Temixco. Al principio reunió a un pequeño grupo de diez jóvenes y poco a poco se fueron incorporando más. En la actualidad cuenta con cien alumnos.

Esta escuela se encarga de la enseñanza y preparación de los jóvenes para una vida social adecuada, separándolos de las drogas, del alcoholismo y de la desintegración familiar, alejándolos de las “pandillas”, convenciéndolos a seguir estudiando y hacer de ellos hombres de bien. Existe un programa en Internet en You-Tub, respecto a las técnicas de la Defensa Personal de la Escuela de Artes Marciales Evolución.

 En 2015, Humberto Enríquez del Villar ingresó a dicha escuela y ya lleva un año y medio como profesor, apoyando dicha labor de artes marciales en forma gratuita. Para los jóvenes de la escuela de Temixco el proyecto ha sido todo un éxito así como para su Director el maestro Armando Mercado, a quien le profesa un gran respeto.

Nos cuenta que gracias al profesor Mercado. Se ha podido  ayudar a  jóvenes que estaban llenos de rabia y con la disciplina de la Defensa Personal, logró frenar toda esa ira e integrarse a la vida familiar. Ahora ese grupo a su vez se ha encargado en motivar a los jóvenes de nuevo ingreso en el aprendizaje de las artes marciales, así como incentivarlos a continuar con el programa de inclusión dentro de la sociedad”. 

Dentro de la escuela, donde en 2015 Humberto comenzó a impartir como profesor las Artes Marciales en sus diversas técnicas, como: el Arte marcial Filipino, Kyusho Yudso el Cali al Arte del Ayuso jutsu y otras disciplinas del Arte de la Defensa Personal.

Cabe destacar que el 31 de octubre de 2016, el profesor Humberto Enríquez y siete estudiantes de la escuela de Artes Marciales Evolución, compitieron en una justa de Arte marcial Filipino en la Ciudad de México, obteniendo los primeros lugares.

Hoy en día su trabajó y forma de sustento es la enseñanza de las Artes Marciales en la Ciudad de México y en Cuernavaca en el Ankai Dojo y también en el Proyecto Evolución en Temixco, Morelos, donde se entrega desinteresadamente al servicio social.

Semblanzas de Morelos
Rafael Benabib
[email protected]