Dama distinguida, cuya alegría compite con su hermosura, sencilla y con un envidiable don de gentes, es Yolanda Guadalupe Tabone Peña, a quien de cariño todos la conocen como Piti Tabone. Desde joven se ha dedicado a hacer el bien por los demás, ya sea dentro de alguna de las instituciones a las que ha pertenecido o por sus propios medios, como asilos de ancianos, niños de la calle y de personas que más lo necesiten. Digna representante de la belleza morelense y hábil “mujer a caballo”, presidía casi todos los desfiles del 16 de septiembre y de otras celebraciones del grupo de Charros de Morelos.

Llegó a Cuernavaca a los 10 años de edad. Nació en la Ciudad de México el 12 de diciembre de 1948. Su padre, el señor Francisco Tabone, era un incansable agente viajero, quien se enamoró de Cuernavaca después de haber trabajado por toda la República. Su sueño se hizo realidad cuando llegó a esta ciudad en 1958 y la mamá de Piti fue la señora Ema Alicia Peña, entregada ama de casa.

Piti Tabone cursó la primaria en la escuela Fray Juan de Zumárraga, la secundaria en la Federal #1 Froylán Parroquín, estudió en la Escuela Normal de Educadores en la calle Montealbán, la preparatoria en la Escuela Cristóbal Colón y en la UAEM se recibió de licenciada en Administración de Empresas. Esta carrera le ha sido útil para casi todas las actividades de su vida, en especial para  la administración del hogar, donde les enseñó a sus hijos a aquilatar el estudio, el trabajo, el cuidado de sus bienes y la conducta a seguir durante su vida, frente a la familia y a la sociedad.

Estuvo casada con Armando Taboada, padre de su hijo Francisco y después con Fernando Jiménez Cano, con quien procreó a Aldo y a Sebastián. Dice que además de que los tres han llegado a ser grandes triunfadores,  son los mejores hijos del mundo.

 Desde 1995 pertenece al Club Inner Wheel Cuernavaca Oriente, el que es parte de Rotary Internacional, siendo ésta, la rama femenina del Club Rotario de Cuernavaca, donde continúa laborando en causas altruistas. De igual forma está trabajando en la “Fundación Morelos”, apoyando a la juventud en actividades deportivas, conferencias, pláticas, alimentos, ropa y juguetes, económicamente respaldados por miembros de la comunidad morelense.

Le fascina la docencia y se metió a dar clase a varios institutos. Entre ellos: laboró como educadora en la Escuela Latinoamericana del maestro Villavicencio, en la colonia Bella Vista, al igual que en el Colegio Robert Kennedy de esta ciudad, entre otros.

Uno de los trabajos más interesantes que llevó a cabo, fue su intervención en “La Feria del Hogar” de la Ciudad de México, para la cual le sirvieron mucho sus conocimientos sobre administración que aprendió en la universidad.

También estuvo en una empresa de incubadoras llamada Western Hatcheries; en la compañía de exposiciones “Expo Avance” en el World Trade Center del Distrito Federal.

La Compañía Estern Hatcheries es una de las más importantes introductoras de huevo hacia los Estados Unidos y, gracias a su experiencia en La Feria del Hogar, se especializó en el trabajo que le dieron en la compañía Expo Avance.

Le gusta la charrería. Perteneció al grupo “Las Tlahuicas” en el conjunto de las Escaramuzas. Recuerda la primera vez que montó un hermoso caballo de Fernando Jiménez Cano en el Lienzo del Charro de Cuernavaca. Sintió que el corcel comenzaba a trotar sin ella  dirigirlo, pero el animal lo que hacía era seguir al caballo de Fernando. Fue tal el susto, que Piti  prometió que no volvería a montar. No volvió a tocar un caballo durante cinco años.

 Un día se enamoró de su yegua, de nombre “Ambar” y comenzó a montar en el Lienzo del Charro de Buena Vista, al grado de formar parte del grupo de “escaramuzas”, las que se ganaron varias competencias nacionales, en Jalisco, Puebla, Michoacán y en el Distrito Federal, representando al Estado de Morelos. Piti Tabone, llegó a ser la Coordinadora Nacional de Escaramuzas de la Federación Mexicana de la Charrería.

Siendo Presidente Municipal Sergio Estrada Cajigal, les ayudó a techar las gradas del Lienzo del Charro. Por medio del Instituto del Deporte conseguían que les prestaran remolques y camiones, para poder transportar los caballos a las ferias por toda la República.

En 1969, fue nombrada “Miss Morelos”, dentro de la justa Nacional de Miss México y el que se organiza a nivel internacional como el concurso de Miss Universo. Dice ella que el nombramiento la tomó por sorpresa, pero que fue una experiencia inolvidable.

Nos cuenta de sus experiencias durante el proceso de selección, de la emoción que sentía a cada paso que se daba. Primero el aviso de ser llamada a formar parte de la justa de belleza, luego el desconcierto y alegría entre sus familiares y amistades; el mundo de las presentaciones ante los jueces, después de pasar horas de incertidumbre entre sus compañeras, las clases para la presentación ante los diversos jurados, la confrontación con la prensa y los medios televisivos y finalmente la coronación de manos de la sociedad cuernavacense y de todo el Estado de Morelos.  

Fue nombrada Reina de “Los Cuernavacos” en su baile anual y dentro de su reinado está ayudando a la preparación del siguiente baile que efectúan los organizadores con la finalidad de efectuar  obras altruistas a diferentes centros de ayuda dentro de la comunidad morelense. Ha sido una gran colaboradora en la coordinación y administración de los bailes de los Cuernavacos y apunta: “arduo trabajo que tan atinadamente dirige mi gran amigo Toto Lavín, con quien me entiendo muy bien por su trabajo social y altruista, donde presta incondicional ayuda a las organizaciones que se encargan de la población más desprotegida”.  

En este mes de enero, en que el frío está calando por todo el Estado, Piti se ha encargado de recoger de casa en casa, con sus amigas e infinidad de ciudadanos de Cuernavaca, ropa para entregar a la gente menesterosa, haciendo una labor altruista en el momento que la gente pobre lo necesita.

Ha recogido varias cajas de ropa de entre las amigas quienes tienen cosas que ya no usan y a veces hasta tiene que hacer varias visitas a la misma persona para poder llevar aquello que les aportan.

No sólo se ha encargado de esta actividad, sino que con tantas amistades se ha encargado de ayudar a la organización de los bailes de los Cuernavacos.

Ella fue Reina de uno de los más concurridos eventos de estas fiestas, donde su belleza le dio realce a la ceremonia. Hoy en día es una gran señora a la que no le faltan los aplausos cuando se presenta junto a las demás reinas que lo han sido durante los bailes de los Cuernavacos   

Pita Tabone es un ejemplo de triunfos continuos gracias a su constancia en el trabajo. Es una  amorosa madre de familia, una gran amiga y en especial, una incansable defensora de nuestras costumbres y nuestra mexicanidad. La bella Piti Tabone.

Por: Rafael Benabib / rafaelbenabib@hotmail.com