compartir en:

Distinguida dama, consecuente con sus ideales y con sus actos. Maestra, licenciada y Doctora en Derecho, es una persona que cree que las cosas van a cambiar a través del Poder Judicial, en el que ha trabajado toda su vida.
Nació en Cuernavaca el 1º. De septiembre de 1964. Su padre es el licenciado Heliodoro Brito Román y su mamá Juliana Casales Díaz. A los cinco años, su padre la llevó a un campeonato de Ajedrez en el restaurante Del Lago en Chapultepec. “Se iban retirando los jugadores y a papá lo dejaban solo. Lo tienen castigado, me dije llorando. Se acercaron dos señores con un dinero y con un diploma, al haberse ganado el primer lugar del torneo nacional de ajedrez”.
De niña, Elenita estaba llena de energía. La directora de la escuela les recomendó que la llevaran a un gimnasio. Cuando sintió lo duro de los ejercicios y así controló su propia energía. Le gustó tanto, que se integró al grupo de Gimnasia Olímpica que dirigía la maestra Roqueñí .
Estudió en esta ciudad y de 1984 a 1988 cursó la Licenciatura en Derecho en la Facultad de Derecho de la UAEM. Se tituló por promedio con mención honorífica. Obtuvo una Maestría en la Universidad del Estado de México, con la tesis: “La finalidad de la Pena en un Estado de Derecho, también con mención honorífica, y del 2010 al 2013 terminó su Doctorado en el Centro Interdisciplinario del Estado de Morelos (CIDHEM).
Ha tomado cursos en el Instituto Nacional de Ciencias Penales, obteniendo el diplomado en Juicios Orales. Un curso de especialización de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Curso de especialización para Secretario de Juzgado de Distrito en el Instituto de la Judicatura.
Terminó un Diplomado en Comercio Internacional en la Universidad del Estado de México. Ha asistido a congresos internacionales en materia de Derechos Humanos y Globalización. Tomó un curso de Mediación y Conciliación avalado por la Barra de Abogados Norteamericana (ABAROLI), en la Universidad de Nuevo León.
Su primer trabajo fue en el H. Ayuntamiento de Cuernavaca como Directora Jurídica de la Sección de Amparos, durante la administración del ingeniero Julio Mitre. Después se fue a trabajar al Tribunal Superior de Justicia del Estado, en el cual ingresó en exámenes de oposición que dirigió la Maestra en Derecho, Elvia Lugo Vera, quedando en la ponencia del entonces Magistrado, Jorge Arturo García Rubí en materia penal.
Trabajó en el Juzgado 1º. Penal como Secretaria de Acuerdos, siendo Juez el brillante Maestro y licenciado Juan Manuel Gama Sotelo. Posteriormente, queriendo incursionar en otras ramas, solicitó el cambio a la materia familiar, donde fue Secretaria de Acuerdos de dicho juzgado, teniendo como jefa a la Jueza Melva Ocampo, quien actualmente trabaja en el Tribunal Superior de Justicia en uno de los puestos de la mayor trascendencia.
Elena fue nombrada Juez Mixto de Primera Instancia con residencia en Tetecala, Morelos, cuyo nombramiento fue respaldado por el Gobernador del Estado de Morelos, Antonio Rivapalacio López.
Más tarde hizo carrera en el Poder Judicial Federal, iniciando como Actuaria Judicial y Secretaria de Estudio y Cuenta en el Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Morelos y luego en el 2º. Tribunal Colegiado, después con el Magistrado Gongora Pimentel de la Suprema Corte de Justicia quien le guarda un gran aprecio, sin olvidar sus enseñanzas en materia jurídica, junto con las personalidades con quienes trabajó durante esos años.
Tomó un diplomado de Juicios Orales en el Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE), además de fungir como candidata para la Comisión Estatal de Derechos Humanos.
Más adelante trabajó en el Segundo Tribunal Colegiado del 18 Circuito con residencia en Cuernavaca como Secretaria de tesis, Secretaria de Estudio y Cuenta y Secretaria de Acuerdos.
Laboró en el Tribunal Unitario en la Ciudad de México, al igual que en la Suprema Corte de Justicia de la Nación como secretaria técnica y Desistematización de tesis y trabajó como Directora Jurídica, haciendo trabajos de investigación directamente con la actual Procuradora de la Defensa de Contribuyentes, licenciada Diana Rosalía Bernal Ladrón de Guevara, de quien ha recibido todo el apoyo y se expresa con un cariño muy especial.
En la actualidad es postulante al servicio de la ciudadanía del estado, sobre asuntos jurídicos, mediación y conciliación. Habla inglés y francés como si fueran sus idiomas de origen.
Destacaba en los concursos de oratoria y declamación, ya que tiene una facilidad de palabra y una memoria envidiable, Sus maestros la presentaban en las ceremonias. En los concursos de oratoria siempre sacaba los primeros lugares. En una ocasión fue a un concurso de las escuelas del País y ganó el segundo lugar a nivel nacional. “Esto se lo debo a mi padre quien es uno de los mejores oradores que conozco”, confesó.
Se recuerda de un complicado asunto en el Juzgado de Distrito: Gloria García y ella se quedaron a resolverlo. Como a las tres de la mañana ya tenían hambre y miedo de salir a esa hora a comer algo. Fueron a una taquería y se regresaron de inmediato. Los baños estaban cerrados y volvieron a la taquería. Se reían tanto, que se les estaba olvidando el trabajo. “Si esto hubiera pasado hoy, por la inseguridad, ya no lo estaría contando”, afirmó.
La Doctora en Derecho Elena Brito Casales, es una persona sencilla y muy agradable. Le gusta platicar y sobre todo sabe escuchar. Defensora de los Derechos Humanos, de las culturas diferentes dentro de su Estado y de todo el País, es simpatizante de Andrés Manuel López Obrador y activista dentro del partido político Morena.

Por: Rafael Benabib / [email protected]