Linda señora comprometida con sus principios, mujer altruista, defensora de las injusticias contra sus semejantes. Contadora universitaria, trabajadora, agradecida hija de familia y entregada madre de su único hijo: Roberto. Es dueña de los Centros de Copiado más importantes de Cuernavaca. Siempre inquieta y dispuesta a ayudar al prójimo, es Abril Flor Ivonne Petrix Mayén quien nació en Cuernavaca el 14 de junio de 1967. Sus padres son: Angelo Petrix y su mamá María Sabina Mayé. Ivonne terminó sus estudios de primaria, secundaria y preparatoria en el Colegio Cristóbal Colón, ingresó a la Facultad de Contaduría de la Universidad Autónoma  del Estado de Morelos (UAEM).
Entró a trabajar al Gobierno del Estado de Morelos en varias dependencias, con el gobernador: doctor Lauro López Martínez, el licenciado Antonio Rivapalacio López, Jorge Carrillo Olea, Jorge Morales Barud, Jorge García Rubí y Sergio Estrada Cajigal. Renunció voluntariamente a su trabajo para dedicarse de lleno a sus negocios de los Centros de Copiado.
Su primer negocio se llamó Copyrana, ubicado en la calle Comonfort Número 12 y otro más en Cuernavaca. Siempre ha dado los mejores precios y atención a sus clientes en los centros de copiado, por lo que se ha ganado un magnífico prestigio, siendo buscada por casi todos los clientes de gobierno, estudiantes y profesionistas.
Ivonne ha llevado como política el ayudar a los estudiantes de pocos recursos, los conmina a seguir estudiando y muchas veces ella se vuelve quien resuelve sus problemas de tipo económico. Esta clase de actuación le ha marcado la forma de ser del resto de su vida.
Su hijo se llama Roberto Heredia Petrix quien está estudiando Ciencias Políticas en la UAEM y está tratando de implementar una Política Pública de Comederos Comunitarios para Animales en Situación Precaria, en especial para los perros callejeros o extraviados que estén en la vía Pública.
Ella trabajó con el doctor Lauro Ortega Martínez en la Secretaría de Gobierno en la parte administrativa de la misma Secretaría; con el licenciado Antonio Rivapalacios, en la oficina de Coordinación General de la Secretaría del Trabajo, después en la coordinación de Seguridad Pública del Estado y estuvo laborando con el gobernador Sergio Estrada Cajigal, sin dejar de estar en los centros de administración dentro de la Secretaría General de Gobierno.
Se retiró del trabajo de todos esos puestos oficiales y al cumplir 18 años de laborar en esa dependencia para continuar con sus negocios de copiado, dejando un buen nombre dentro de la institución. Ha sido llamada en dos ocasiones a regresar a su puesto pero ella prefiere seguir atendiendo a su hijo y a su negocio.
Cuenta que su relación con sus padres siempre han sido de lo más afectivas. Platica de las tantas veces que su padre la llevaba junto con su hermano Marco Antonio (quien es licenciado en Ciencias y ya está jubilado), a los campos de Jojutla a ayudar en las jornadas de trabajo donde montaban a caballo, recorrían todo el campo. “Esos momentos nunca los olvidaré como los más hermosos y tranquilos de mi vida”. Conocieron como tratar la tierra y en especial a los animales. Desde niña aprendió a querer y cuidar a los perros que acompañaban siempre a su tío y le ayudaban a cuidar el rancho.
De ahí se iban a los balnearios de los alrededores a nadar, a hacer competencias en lanchas de las que ahí mismo alquilaban y en especial se quedaban en las playas del lago para poder esquiar, saltar la rampa y usar el Slalom (esquiar con un solo pie) y a pasear por todas las playas de Tequesquitengo.
Ivonne se dedica a sus negocios y a cuidar y dar alberge a los perros de la calle, quien junto a su hijo Roberto, hace una labor altruista en una campaña personal al recoger a los perritos de la calle en diferentes condiciones. Los cuidan, los vacunan, los sanan con la ayuda de un veterinario, buscan a los dueños de estos animales y si no los encuentran, los cuidan hasta que los dan en adopción. Esta labor la hace Ivonne con sus propios recursos.
Comenta que ha pedido la cooperación del gobierno del estado y del municipio para ayudarla a construir un alberge, recoger a todos estos animales de la calle y darles cuidado en las condiciones que se encuentren. Y tiene el sueño de que en Cuernavaca y en todo Morelos, no existan perros callejeros y que en su lugar, se les dé una vida digna; se les cuide, se les sane, se les busquen alberges y se les dé en adopción.
Su labor desinteresada no se limita a los jóvenes estudiantes sin recursos, ni al cuidado y cariño hacia los indefensos perritos de la calle, sino que encara los problemas sociales de frente, como la defensa de la construcción de un estacionamiento subterráneo en la Plaza de Armas, con el que se llenaría de túneles el centro de la ciudad, se destruirían los vestigios arqueológicos que ella, junto con la Directora del INAH encontraron durante las calas de la Plaza. Cosa que le costó el trabajo a la Directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Morelos o el problema de los maestros en el centro de la ciudad.
Ha estado en la lucha del largo proceso de la reubicación de los vendedores ambulantes del Centro Histórico de Cuernavaca, hacia los centros comerciales como El Lido y en aquel tiempo en que para eso se edificó el Mercado Santos Degollado, los cuales están perfectamente ubicados. “Se ve que por desgracia para Cuernavaca, las nuevas autoridades no han podido erradicar ese problema y que las calles otra vez están llenas de vendedores ilegales, que si bien pagan su derecho de piso a los líderes o a las autoridades, siguen siendo competencia para los comercios establecidos y es un cuento de nunca acabar”, comenta.  
Tiene su casa en la Subida a Chalma, donde vive con su hijo y con sus animalitos rescatados. Se va a trabajar a la siete de la mañana y termina sus labores ya entrada la noche.
Ivonne Petrix es todo un personaje en la vida social y comercial de Cuernavaca, además de ayudar al próximo, se ha echado a cuestas el cuidado de ser útil a la sociedad y es una hermosa cuernavacense.

Semblanzas de Morelos
Rafael Benabib
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA: