compartir en:

Licenciado en Periodismo, actor y maestro de ceremonias, profesor de baile folclórico, locutor de noticias en importantes medios de comunicación, guionista para radio y televisión, integrante del Sistema de Radio y Televisión del Estado de Morelos, durante muchos años dirigió el popular programa que comenzara don Pepe Gutiérrez, “La Hora del Pueblo”. Don Enrique Durand Brito, nació en el Distrito Federal el 22 de agosto de 1950. Vivió en Teloloapan, Guerrero, donde aprendió sus primeras letras.
Se fue al D. F. a terminar la preparatoria. Estudió Ingeniería Mecánica, la que se vio truncada con el Movimiento Estudiantil de 1968. Al año siguiente ingresó a la Armada de México durante dos años. En 1971 entró a trabajar a Caminos y Puentes Federales de Ingreso (CAPUFE) y mientras ahí laboraba, formó parte de un grupo de danza folclórica y estudió la carrera de Actuación en la Academia Andrés Soler de la Asociación Nacional de Actores (ANDA).  Formó parte de un espacio en el programa de Raúl Velazco en “Siempre en Domingo” llamado “México, Magia y Encuentro”, donde en sus intervenciones, tenían que investigar cuales eran sus fuentes, pues debían ser fidedignas del lugar al que cada quien se refería.
En CAPUFE formó un grupo cultural junto con sus amigos: Enriqueta N, quien daba clases de actuación, Enrique Luna de pintura y él de danza folclórica. Terminó de trabajar en CAPUFE en 1986, después de haber sido parte del equipo de Acción Social en deportes y también Secretario  de la Sección 1 del Sindicato, donde organizó los primeros Juegos Nacionales  del Deporte que tuvieron lugar en Baja California. Su amigo Ismael Larembe fue locutor durante años del programa “La Hora Nacional” y le pidió que hiciera guiones para esa estación, así como guiones televisivos.
Su familia tenía casa en Cuernavaca en la que se reunían los fines de semana y las vacaciones. En 1985 se estableció en esta ciudad con su esposa Bertha Arias Guerrero con quien contrajo nupcias y procrearon tres hijos: Enrique, Tanya y Cyntia. Mientras su esposa trabajaba en la compañía de Calzado Duramil. El comenzó a vender todo tipo de mercancías y así su familia salió adelante. Entre Bertha y Enrique durante un corto tiempo, abrieron un pequeño restaurante, luego abrió una tienda de abarrotes en la calle Morelos a la vez que cubría varias intervenciones en el Sistema Morelense de Radio y Televisión, el que apoyó el gobernador Lauro Ortega Martínez.
Conoció a Belia Kelly, quien manejaba las estaciones del sistema y lo invitó a colaborar con ella en 1988. Durante la campaña de don Antonio Rivapalacio para gobernador, la mayoría de los compañeros del sistema se integraron a ella, dejando a Belia y a él al frente. Fue jefe de producción e inició un programa: “El café de las siete”. Condujo  el “Universo de la Noticia”, en la estación, Universal Estéreo. Cuando Antonio Rivapalacio fue electo gobernador, nombró a Roberto Armendáriz como Director General de SMRT. Enrique siguió laborando hasta 1995 con los gobernadores interinos  Jorge Morales Barud y Jorge García Rubí, al ser secretario particular del Oficial Mayor del Estado, Luis Manuel González a quien le siguió Rafael Pacheco Pacheco, María Cristina Ríos Meraza y finalmente don Julio Zeta Díaz Díaz.
En una ocasión el Presidente Salinas de Gortari llegó a Cuernavaca para inaugurar el Instituto Nacional de Salud Pública en Morelos y Enrique llevaba un micrófono de cintura. Al seguir al presidente, un agente se tropezó y le arrancó el micrófono. Enrique se regresó a conseguir uno de mano, pero al regresar no pudo alcanzar su puesto en el recorrido. Tomó el programa en sus manos y siguió narrando en vivo lo que suponía que Salinas estaría inaugurando. Cuando llegó con el Director Armendáriz, antes de que pudiera hablar, éste lo felicitó por haber cubierto el programa mejor que cualquiera de los demás locutores.   
En Estereomundo dirigió el programa “Recuerdos” durante dos años, el que fue producido por Carlos Félix, con música de Rock and Roll de los años cincuenta. En Radio Capital, formó parte del equipo, junto a Teodoro Rentería y Laura Rodríguez.
En 1992 se inauguró el canal tres, siendo él uno de los fundadores. Participó en el programa, “En los hechos” el que se trataba de entrevistas; conducía el noticiero “Entre Telones”, el programa nocturno “No estamos solos”, con música romántica, en el cual llevaba a tríos y cantantes de boleros, al grado tal, que durante la presidencia de Alfonso Sandoval Camuñas, Enrique fue contratado para presentar programas en vivo muy apreciados por la gente de las colonias populares de Cuernavaca, donde se presentaban tríos, mariachis, magos y payasos.
Pepe Gutiérrez se había retirado del programa “La Hora del Pueblo”, que presentaba cada martes en la Plaza de Armas. Enrique recibió la petición del presidente municipal para revivir ese programa, el que llamó “La Hora del Aficionado”, regresando a ser La Hora del Pueblo, en cuya dirección estuvo diez años. Posteriormente regresó al canal tres que ya formaba parte de la Dirección de Radio y Televisión del Congreso del Estado, al llegar de gobernador Graco Ramírez Garrido, y la que se convirtió en el Instituto Morelense de Radio y Televisión.
Hoy en día, trabaja en el Tribunal Unitario de Justicia para adolescentes, como Asesor de Comunicación Social de la Magistrada, Ana Viriñia Pérez Güemes y Ocampo. Escribe una columna en un periódico llamada “Punto por punto” de Javier Pineda y Andrés Lagunas.
Dueño de un gran carisma, don Enrique Durand Brito es un gran orador, prestigiado locutor, licenciado en periodismo, director de programas para el pueblo y un leal amigo. Comenta con firmeza que Cuernavaca es su verdadero hogar a quien siempre amará.