Estudió en el Colegio Cristóbal Colón hasta la preparatoria. Nos recuerda de cuando la Cristóbal Colón era sólo primaria, luego Centro de Adiestramiento y después Escuela Militarizada. Siempre bajo la dirección del padre Armando Vargas Carasa.

Carlos nació en Toluca, Estado de México el 23 de enero de 1945 y llegó a Cuernavaca, acompañado de sus padres en 1952. Su papá fue Carlos Gómez González quien trabajó en la Fábrica de Hielo Polar. Su mamá era Josefina Vallejo García, quien era profesora y la primera estudiante que entró a la normal de Toluca y recién recibida sus padres se casaron y tuvieron a su hijo Carlos.

En 1963 ingresó a la Escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y se recibió de arquitecto en 1967.

Su esposa, María Eugenia Peniche Ponce tiene una Maestría en Sicología Aplicada. La licenciada Peniche tiene su consultorio particular. Son padres de dos hijos: Carlos, que es arquitecto y Álvaro, Licenciado en Relaciones Internacionales.

Su papá no era tan estricto como doña Jose, quien se lo traía marcando el paso. Su mamá. Regularmente acompañaba a su papá en la ruta del Hielo Polar por varias ciudades del centro del Estado, como Jojutla, Zacatepec, Emiliano Zapata y otas.

Estando en la prerparatoria de la Cristóbal Colón, el Padre Armando militarizó el Colegio y consiguió que los alumnos hicieran su Servicio Militar desde los 16 años. Aunque era obligatorio hacerlo a los 18. En la 24ava Zona Militar me la hicieron de cuento y trayéndome de vuelta en vuelta y no me entregaron mi cartilla hasta que cumpliera los 18 años”.

Un día el teniente lo arrestó junto a Carlos Barthing Díaz y se fugaron por una ventana sobre la barranca, donde se resbaló y apenas pudo asirse de una rama gritando para pedir auxilio. Su amigo lo rescató y tuvieron que regresar ante la burla de los otros “arrestados”.

Después de recibirse en el año 1975 hasta la fecha ha sido miembro Colegiado en el Colegio de Arquitectos, A.C. Responsable de Obra, registrado en los municipios: Cuernavaca, Temixco, Jiutepec, Emiliano Zapata, Xochitepec, Puente de Ixtla, Cuautla y Yautepec.

A su esposa Maruca le encanta bailar y es muy alegre y casi siempre que se puede se van de fiesta, hasta que él le pida que se vayan a descansar, porque si por ella fuera, se quedaría bailando durante toda la noche.

En Yautepec construía una Planta de Tratamiento de Aguas residuales y aprovecho para llevar a Maruca a visitar el Convento y el más colorido y limpio mercado municipal del estado. Ahí la dejó mientras iba a entregar la obra. Se llevó una gran sorpresa, cuando al regresar por su esposa, ella la esperaba en la puerta con un cargamento de artesanías, regalos y comida de la región, que simplemente no cabía en el auto. Ambos morían de la risa y contrataron un taxi para que les ayudara a traer todo a Cuernavaca.  

En 1964 fue catedrático de las materias de matemáticas y Dibujo Arquitectónico en la Cristóbal Colón hasta el año 1967. Fue Catedrático Fundador de la Escuela de Ciencias Biológicas de la UAEM en la materia de dibujo. 

Impartió la cátedra de Historia y Geometría Descriptiva, fue técnico y catedrático en la escuela de Técnico en Decoración; en el gobierno del estado fue Técnico Urbano de 1971 a 1972.

Nos muestra algunas de las edificaciones que ha hecho como arquitecto y entre ellas vemos: El Condominio Horizontal “El Paraiso” que construyó con doce casas habitación en una superficie de 15 mil metros. La remodelación de la Litográfica Galas S.A. en la Ciudad de México.

Nunca estuvo por contrato sino por administración. Una vez construyendo la casa del señor Samuel Shapiro, quien era contador, le regresó un dinero que había recibido de más. Don Carlos dice que esa fue la razón por la que fue recomendado con todos los amigos del señor Shapiro y por supuesto, por los resultados de su trabajo. 

Hizo la ampliación de la Distribuidora Morelos de Cervezas Moctezuma; El Condominio Horizontal “Paraiso Mediterraneo, el Condominio Residencial “Las Cuatro Estaciones” para la inmobiliaria “Chofa, S.A.

En 1978 construyó la Gerencia de la Cervecería Moctezuma de Cuautla, Morelos. El Condominio Residencial “Palmira” del señor Isidoro Levy y condóminos, el Conjunto “Antinea”, para el señor José Cohen y copropietarios, así como el Condominio “Paraíso Terrenal”.

A los 72 años de edad sigue teniendo muchos amigos con los que se reúne continuamente y entre ellos se encuentran: el arquitecto Enrique Cortés Palos, Ramón Martín Montaño, el arquitecto Luis Valdés Segura, quien se encarga de dar mantenimiento para banquetes y ceremonias de toda índole.

En 1983 Construyó por parte del Gobierno del Estado de Morelos y de la Secretaría de Educación Pública, tres escuelas primarias en Temixco, Coatlán del Río y Xoxocotla Morelos. Se encargó de las ampliaciones y reconstrucciones de la edificación de Panorámica Las Torres. El condominio de don Carlos Metta y asociados: Condominio Residencial Portofino, el Conjunto residencial Potrero Verde 1 para la constructora Aurora S.A. de C.V.

Después de edificar un sinnúmero de construcciones, en 2002, hizo la casa del señor Alejandro Collado Cárdenas, la residencia de la señora Patricia Elvira Molina Acuña, cuya casa fue construida con con su servicio de alberca, sus cuarto de máquinas para calentar el agua y su gran jardín. 

En 2005 trabajó para : Dragón Corporativo Inmobiliario, S.A. de C.V. siendo su representante legal el señor Tomas Horacio Vergara García y se trató del Condominio Habitacional denominado: “Rinconada Bosque Alto”, que consta de 9 casas de dos niveles, alberca, cocineta, caseta de vigilancia, vialidades y estacionamiento.

Construyó en 2008 el Conjunto Habitacional “Punta Fiori” integrado por cinco subconjuntos 24 casas en condominio y uno con 22 casas.

Hasta la fecha sigue construyendo casas habitación y condominios residenciales en las ciudades de Cuernavaca, Xochitepc y Jiutepec de Estado de Morelos.

El arquitecto Carlos Gómez Vallejo es reconocido por toda Cuernavaca como un gran profesionista. Su integridad y trabajo lo recomiendan por si solo gran padre de familia, amigo de verdad y entregado ciudadano de Cuernavaca es un gusto tratar personalmente con él.