compartir en:

Actuario de Profesión, cuernavacense de nacimiento, director de las preparatorias nocturnas de la UAEM, colaborador del doctor Roberto Abe Almada, articulista e integrante del proyecto de la Universidad del Tercer mundo del presidente Echeverría, don Antonio Ponciano Díaz es un buen amigo y un entregado padre de familia.

Recuerda que cuando chico la familia tenía algunas dificultades económicas y él le ayudaba a su padre en las huaracherías limpiando los pisos, la mercancía, haciendo los mandados y algo de lo que siempre le gustaba que era vender y tener contacto con la gente. Así como cuando tenía un pequeño negocio de artículos navideños, juguetes para niños, triciclos, carritos de madera y entre otras cosas de regalo, las luces navideñas de colores que se prendían solas.

Su papá le contaba que cada vez que los clientes lo veían trabajar y mostrar la mercancía con tanto entusiasmo, le compraban más al ver en Toño a un gran vendedor, el que a los siete años se esforzaba en ayudar a sus padres. En aquel tiempo, su mamá también trabajaba confeccionando mandiles y baberos de plástico, que su padre y él vendían como ambulantes frente al mercado Benito Juárez de la calle Guerrero.

Toño nació en Cuernavaca el 19 de septiembre de 1951 en la calle de Basoco, hoy Adolfo López Mateos, entre Carlos Cuaglia y Leandro Valle. Su papá fue, don Manuel Ponciano Franco quien por los años cincuenta tenía dos huaracherías en la segunda calle Guerrero;  su mamá fue María Teresa Díaz Popoca quien era muy buena madre, a la vez que ama de casa.

En el barrio Basoco había dos vencindades donde se reunían casi todos los niños de la colonia y se iban al “Bosque”. A unos les gustaba subirse a los árboles y cortar frutas, como guayabas, mangos criollos todavía verdes, las ciruelas que cuando estaban maduras de color amarillo y de hueso grande eran de lo más dulces, así como de las olorosas pomarrosas.

Estas dos vecindades estaban en lo que ahora es la continuación de la avenida López Mateos, comenzaba el Bosque, desde la barranca del Túnel, hasta el Puente de Amanalco, lo que ahora es el mercado más importante del Estado de Morelos: El Centro Comercial López Mateos. Ahí jugaban al trompo, al balero y a los quemados, nos cuenta el enseñarnos unas viejas foto de una cámara Brownie del papá de un amigo.

Conoció a María Teresa Mendoza Pacheco cuando Toño era docente en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, en uno de los cursos para preparar a los estudiantes de nuevo ingreso al centro de estudios. Toño y Tere se hicieron novios y a los tres años se casaron en la iglesia Gualupita del Parque Melchor Ocampo. Procrearon dos hijos: Ariana, quien es Licenciada en Derecho Fiscalista y trabaja en Los Cabos Baja California; y Marco Antonio que es Licenciado en Derecho Internacional y trabaja en Hermosillo, Sonora.

Antonio Ponciano estudió en Cuernavaca la preparatoria Uno de la UAEM y en 1971, la carrera de Actuaría en la UNAM, Regresó a Cuernavaca en 1974 y comenzó a trabajar en la UAEM, por la noche,  impartiendo la clase de matemáticas y por la mañana con el doctor Roberto Abe Almada haciendo análisis demográficos y económicos, junto con el también Actuario, Alfonso de la Rosa para el Centro de Estudios Económicos y Sociales (CEPES), siendo el doctor Roberto Abe el Director General. Ahí hizo amistad con el arquitecto Paco Pinzón, del que se expresa muy bien y recuerda cuando jugaban futbol juntos,  con el actuario Enrique Vega, con quien trabajaba en el Centro de Investigadores de la UAEM y lo invitó a integrarse como investigador y con Alfonso de la Rosa. Sus amigos de siempre fueron Enrique y Jorge Villanueva, Jorge Martínez Salgado, Oscar Puig, Guillermo Pineda, Paty Lavín, Alejandro Hurtado y Marina Aragón, Martha Ponce entre otros.  

Al estar en el grupo del Centro de Investigadores de la UNAM, el presidente Luis Echeverría los invitó a ser parte del proyecto de investigación, del programa de formación y trabajo de la recién conformada sede de la Universidad del Tercer Mundo, donde estuvuieron hasta que la Institución pudo echar a andar el programa.

 En 1977 fue nombrado con el cargo de Director de Planeación Universitaria y sus funciones eran coordinar los trabajos del Primer Plan de Desarrollo Institucional de la UAEM. Tres años más tarde fue electo Director de la Preparatoria Nocturna No. Uno,  de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos en calidad de docente con la asignatura Estadísticas para el nivel medio superior y superior de la Subsecretaría de Educación Pública del Estado de Morelos, durante el gobierno de Jorge Carrillo Olea.

Antonio Ponciano fundó en 1996 El Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos en Tenaxtepango, Ciudad Ayala, Morelos (CECyT), además de un proyecto del mismo Centro de Estudios en el municipio de Yecapixtla Morelos. La idea de estos proyectos, es preparar a los estudiantes de preparatoria a aprenden y manejar, a la vez que adquirir una formación técnico-científica, la cual les ayudará a resolver mejor los asuntos que se refieran a su futura relación laboral.

En 1998 fue nombrado Director de Desarrollo Educativo del Instituto de Educación Básica del Estado, donde le correspondió realizar los trabajos del Primer Plan de Desarrollo Educativo del Estado de Morelos, siendo Director General del IEBEM el doctor Oscar Piug Hernández, en tiempos del  gobernador Jorge Morales Barud. Por esas fechas incursionó en el periodismo, escribiendo una columna para el periódico “La Jornada Morelos”, donde publicó 458 artículos sobre temas políticos y educativos.

Antonio Ponciano Díaz actualmente se desempeña como coordinador de Comunicación Social en el Instituto de Educación Básica, cuyo director es el profesor Fernando Pacheco Godínez. Toño siempre ha sido una persona honesta y una persona comptometida con Morelos.

FELICITAMOS AL GOBIERNO DEL ESTADO EL HABER COLOCADO EN LA PLAZA DE ARMAS, EL NOMBRE COMPLETO DE CUERNAVACA.

Semblanzas de Morelos
Rafael Benabib
[email protected]