Este lunes, cuando se cumplen seis meses del sismo de magnitud 7.1 que sacudió al país, Presidencia de la República aseguró que México está de pie.

Por medio de un comunicado, aseguró que se trabaja en la reconstrucción de los más de 190 mil inmuebles dañados, entre viviendas, escuelas e infraestructura pública y cultural, además de impulsar la reactivación económica de los comercios afectados.

Agregó que, de acuerdo con el registro de daños, más de 171 mil viviendas fueron afectadas (111 mil con daños parciales y más de 60 mil con daño total).

Para apoyar a los damnificados, detalló se han otorgado más de 160 mil tarjetas del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y más de 56 mil tarjetas Fonden Vivienda (exclusivas para la compra de materiales) a más de 90 por ciento de los afectados, con un monto total de más de siete mil 760 millones de pesos; por otra parte, explicó que aun faltan por entregar tarjetas a casi 10 mil personas.

Algunos de estos beneficiarios no se han podido localizar, por lo que exhortó a esas personas a acercarse a los módulos de Bansefi para recoger las tarjetas correspondientes.

Por otra parte, Presidencia señaló que hay más de 20 mil escuelas con daños; de los cuales 210 resultaron con daño total, más de seis mil con daños parciales y más de 12 mil con afectaciones menores.

Por ello, indicó que para su reconstrucción, se cuenta con más de 20 mil millones de pesos, sumando los recursos del Fonden, de los programas Escuelas al CIEN y de la Reforma Educativa, así como del Seguro de Atención de Daños contratado por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Aseguró que la reconstrucción de planteles avanza y prácticamente la totalidad de los alumnos afectados acude a sus escuelas: 13.9 millones de alumnos reanudaron clases en más de 100 mil planteles y más de 80 por ciento de las escuelas con daño grave están en rehabilitación.

Como una medida contingente, 3.2 por ciento de los estudiantes toman clases en otros inmuebles, sedes alternas o aulas temporales.

Más de 900 unidades de salud fueron afectadas por los sismos de septiembre, pero los servicios de salud se mantienen en funcionamiento.

El costo estimado de la reconstrucción en el sector es de casi cuatro mil millones de pesos.

Los inmuebles del IMSS, ISSSTE y Pemex están asegurados, por lo que los daños serán cubiertos a través de pólizas y recursos propios de esas dependencias.

En diciembre, el Presidente Peña Nieto entregó el nuevo Hospital General del ISSSTE “Dr. Belisario Domínguez”, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; y en febrero de este año, el Hospital General de Izúcar de Matamoros, en Puebla, que resultó gravemente afectado.

Los sismos causaron daños a más de dos mil monumentos históricos en 11 entidades federativas.

A seis meses, indicó más de 360 bienes culturales han sido restaurados, entre ellos 12 zonas arqueológicas.

Detalló que se realizan brigadas de especialistas, en las que participan más de mil 100 técnicos coordinados por el INAH, así como un perito especializado en cada entidad para certificar los procedimientos a seguir.

La Secretaría de Cultura presentó un plan a 30 meses dividido en tres etapas de trabajo: para octubre de 2018, más de mil 200 edificios estarán restaurados, y para junio de 2020, la totalidad.

Para dar un impulso a los comercios afectados, la Secretaría de Economía (SE), a través del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), ha brindado apoyo a más de 12 mil negocios, con una suma de 122 millones 300 mil pesos.

El apoyo solidario del sector privado se reflejó en más de dos mil millones de pesos para obras de reconstrucción definidas por el mismo sector.

Finalmente, con el objetivo de transparentar los donativos recibidos por las organizaciones civiles y fideicomisos autorizados, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) estableció como obligación informar sobre el destino de dichos recursos, que puede ser consultado en este enlace.