Una vez que has obtenido tu crédito hipotecario, existen diversos factores que “pueden afectar tu capacidad de pago, o que ponen en riesgo tu patrimonio”, indica la Condusef.

De tal manera, todas las instituciones financieras que ofrecen créditos hipotecarios estipulan los seguros y coberturas que se deben adquirir durante la vida del préstamo, sin embargo, debes recordar que las ventas atadas están prohibidas, esto es, no pueden obligarte a adquirir una póliza determinada.

“Tú puedes elegir el seguro que más te convenga y que cubra mejor tus necesidades”, señala el organismo.

Para ello, consulta en el Buró de Entidades Financieras los diversos productos de seguros que te pueden cubrir en caso de algún imprevisto, como ‘seguro de casa habitación’ y ‘seguro de desempleo’.

“La muerte de alguno de los cónyuges es algo que puede llegar a ocurrir, en cuyo caso debemos notificar de inmediato a la institución de crédito y a la aseguradora para proceder al trámite del seguro de vida”, señala la Comisión.

Por DDM Staff

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...