Cuernavaca, MORELOS.- La Ruta de la Salud surgió ante la necesidad de contar con un transporte adecuado para las personas con discapacidad, adultos mayores y mujeres embarazadas porque en Morelos no existía, dijo Elena Cepeda.
Ante los constantes ataques y la petición de que desaparezca la Ruta de la Salud, la presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Morelos, Elena Cepeda, aseguró que este tipo de transporte se mantendrá porque es de gran beneficio para las personas vulnerables, y dejó en claro que no se trata de un negocio.
En entrevista con Diario de Morelos, la presidenta del DIF recordó que la Ruta de la Salud es un transporte gratuito para personas con discapacidad, adultos mayores, mujeres embarazadas y menores de tres años de edad.
Existen tres unidades las cuales están adaptadas para el traslado de las personas antes mencionadas, además tiene una ruta que recorre los diferentes hospitales que están en Cuernavaca y Emiliano Zapata.
Diariamente, cada unidad hace tres recorridos, saliendo de Buena Vista y llega hasta Emiliano Zapata en donde se encuentra la zona de hospitales, “es un transporte lento porque el conductor auxilia a los pasajeros, y si es necesario usa el elevador para las personas que usan sillas de ruedas lo que se lleva su tiempo. Estas unidades no se detienen en cualquier sitio, son paradas específicas”.
Elena Cepeda aseguró que antes de la Ruta de la Salud en Morelos no existía ningún transporte público con itinerario fijo que fuera adecuado para el traslado de personas con discapacidad, lo que complicaba llegar a sus citas médicas, “por lo que ante la necesidad surgió este tipo de transporte que no es un negocio se financia con apoyo de una asociación sin fines de lucro”.
Cada unidad tiene capacidad para trasladar a 27 personas, están exentos de pago los adultos mayores, niños menores de tres años, mujeres embarazadas y personas con discapacidad, “pero sabemos que en muchas ocasiones estás personas no viajan solas porque necesitan la ayuda de otros, por lo que a sus acompañantes se les cobra ocho pesos, no entendemos en dónde está el negocio que dicen los ruteros”.
Además, comentó que hay personas que abordan la unidad, “pero no se nota su discapacidad, por ejemplo a una persona que no escucha no se le nota, hay personas que tienen algún padecimiento que no se ve a simple vista y a todos ellos no se les puede negar el servicio”.
Aseguró que continuará trabajando con este esquema que lejos de daños sólo ha traído beneficios para la población, pues, reiteró, ninguna ruta “normal” está adaptada para discapacitados.

Infraestructura. Son 3 autobuses que a su vez realizan 3 recorridos todos los días hacia hospitales ubicados en Cuernavaca y Emiliano Zapata.

"Ante la necesidad surgió este tipo de transporte que no es un negocio se financia con apoyo de una asociación sin fines de lucro, en verdad que no entendemos en dónde está el negocio que dicen los ruteros.” Elena Cepeda, presidenta del DIF

Facilidad
Antes de la Ruta de la Salud, no había un transporte que permitiera el traslado de discapacitados.

Acompañantes
A quienes viajan con pacientes se les cobra 8 pesos, y están exentos adultos mayores, niños y embarazadas.

27 personas es la capacidad que tiene cada autobús para su traslado

 

Por: Marcela García /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:




Loading...