compartir en:

Investigadores de la Oregon State University realizaron un estudio en el que dividieron a 48 ratones en dos grupos y les brindaron una dieta alta en grasas. A los ratones del primer grupo se les suministró una dosis de entre 30 y 60 miligramos de xanthoumol (un flavonoide contenido en la cerveza) por cada kilogramo de peso corporal cada día durante 12 días. El segundo grupo no recibió esta sustancia.

El grupo que consumió el xanthoumol tuvo una reducción en su nivel de colesterol de 80%, además, estos ratones ganaron 22% menos peso que los del segundo grupo, a pesar de consumir la misma dieta.

Cristobal Miranda, el autor líder del estudio, dijo a The Telegraph, "ésta es la primera vez que hemos visto un compuesto con el potencial de atender tantos problemas. Se trata de una mejoría dramática".

Eso suena muy prometedor. Sin embargo, hay un problema. La cantidad de xanthoumol que fue suministrada a los ratones es muy elevada. Con un peso de 60 kilogramos, tendrías que beber 1,656 litros de cerveza en 24 horas para igualar la dosis que consumieron los ratones. Algo que, evidentemente, resulta imposible.

Pero no todo son malas noticias, Miranda reveló a Broadly que el equipo ya ha sido contactado por compañías farmacéuticas para recibir más información sobre el estudio. Así que en el futuro podría haber una píldora con suficiente xanthoumol para ayudarnos a perder peso y reducir el colesterol. Mientras tanto, podemos tomarlo como una excusa para beber una cerveza más.