Emiliano Zapata, Morelos.- Un niño estuvo a punto de asfixiarse, luego de que se tragara un silbato mientras jugaba en una escuela primaria del poblado de Ocotepec, en Cuernavaca.
Se trata de un niño de 10 años, quien fue trasladado al Hospital del Niño y el Adolescente Morelense, en Emiliano Zapata, para que fuera valorado por los galenos.
Según testigos, el niño de quinto año de primaria se divertía con sus amigos antes de que la campana anunciará la hora de salida, alrededor de las 17:30 horas del martes.
Sin embargo, el estudiante tenía jugando un silbato en la boca, pero accidentalmente se lo tragó al correr con sus amigos para salir.
Asustados, los profesores llamaron al número de Emergencias para pedir ayuda, ya que el menor se estaba asfixiando y temían por su vida.
Al ser informados paramédicos del ERUM arribaron al plantel educativo para salvarle la vida al menor, quien tras ser valorado por un médico fue trasladado al Hospital del Niño Morelense, en donde fue dado de alta al comprobarse que estaba fuera de peligro.

Ddm Staff
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...