Cuernavaca, MORELOS.- El vicario general de la Diócesis de Cuernavaca, Tomás Toral Nájera, se sumó al llamado de las autoridades a la población para denunciar el delito, y a los delincuentes pidió hacer una conversión.

“La iglesia como institución ha levantado la voz por la conciencia de las personas que han equivocado el camino y están haciendo daño a nuestra sociedad. Muchas veces las instituciones nos hemos convertido en indiferentes por lo que se deben generar nuevas estrategias ante los hechos que se registran”, dijo el vicario.

Dijo que se suman al llamado de las autoridades estatales de denunciar la comisión de un delito, pese al miedo y la angustia que existe en la población, porque no se sabe dónde o cuándo sucederá un hecho delictivo.

"Los exhortamos para que no dejen a un lado la conciencia moral ante las situaciones de violencia.” Tomás Toral, vicario general

Por: Marcela García / marcela.garcia@diariodemorelos.com