Cuernavaca, Morelos.- Vendedores ambulantes, semifijos y tolerados del Centro Histórico de Cuernavaca solicitaron la renuncia de funcionarios del municipio, durante una protesta en el Ayuntamiento cuyo propósito era exigir su reinstalación o reubicación no muy alejados de dónde vendían hasta hace una semana.
Comerciantes de artesanías y otros productos, que fueron desalojados del frente del Palacio de Cortés debido a los trabajos de remodelación del INAH, acudieron en compañía de sus líderes, a manifestarse frente a las oficinas de la Dirección de Licencias de Funcionamiento y de la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo.
Otro grupo se dirigió a las oficinas del alcalde capitalino, Juan Hernández Limonchi, gritando consignan contra el director de Gobernación, Miguel Ángel Medina Nava.
Los comerciantes se negaron a dar sus nombres, por temor a las represalias, pero se dijeron indignados por que la autoridad municipal está otorgando permisos a otras asociaciones que presuntamente hacen una labor altruista, y que los espacios que se otorgan para instalar puestos en la Plaza de Armas son mediante un pago de 400 pesos.
Los artesanos han sido reubicado en diferentes puntos del centro del municipio, como lo dio a conocer el director de Gobernación, Miguel Ángel Medina.
Asimismo, reiteró que de acuerdo con el padrón de comerciantes desalojados encontraron que  11 cuentan con permiso, 14 son amparados y entre 28 y 30 son tolerados.

Protesta. Entre consignas, vendedores piden cese de funcionarios municipales.

Palacio de Cortés
La semana pasada, autoridades restringieron el paso a peatones y comerciantes frente al Palacio de Cortés; asimismo, anunciaron que el comercio será reubicado y no se permitirá que regresen a la explanada.

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]