Como cada año y con el objetivo de enseñar a los niños a dar un poco de lo que ellos tienen, se realiza la campaña “Tápame, tengo frío”, que realiza un kínder y el Hospital del Niño y el Adolescente Morelense para apoyar a familias enteras con abrigos y ropa cálida para la temporada decembrina. 

Esta actividad se logra gracias a la mesa directiva de padres de familia con el apoyo de maestras y autoridades de la institución, para enseñarles a los pequeños a compartir con personas que lo necesitan, siendo una invaluable lección para todos los alumnos. 

Conchita García, presidenta del voluntariado de la clínica, recibió cientos de prendas cálidas por parte de los niños, quienes lucieron felices por contribuir con esta noble causa. 

Por: Alfredo Valdez

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...