Teodoro Lavín invitó a amigos y familiares a un espacio único de esparcimiento familiar, para convivir y pasar una alegre tarde en la capital morelense.  

En el lugar se ofreció comida típica mexicana, antojitos, bebidas y postres; además hubo venta de joyería, ropa, artículos de belleza, bisutería y  un DJ en vivo.

Se instalaron mesas, sillas y salas lounge para que los invitados disfrutaran una grata convivencia; la tarde transcurrió entre pláticas, saboreando antojitos y escuchando bellas melodías

Por: Daniel Solano.