compartir en:

Justo debajo de La Tallera fue el escenario ideal para la segunda edición de este proyecto alternativo para productores y micro empresarios, quienes ofrecen una variedad de productos para el hogar y uso personal. 
Repostería, joyería, gastronomía, piezas de decoración, botánica, prendas de vestir, entre otros productos, fueron parte de la selección de artículos que familias y grupos de amigos pudieron admirar y comprar en su visita.
Durante la tarde, pequeños de un estudio coreográfico dieron una muestra de su gran talento con una presentación de baile moderno y cantautores dieron vida a  bellas melodías para los asistentes a este bazar, que pretende reunir en un mismo lugar arte, diseño, moda, belleza y talleres didácticos para todo el público. 

Por: Alfredo Valdez
[email protected]