compartir en:

En la sala 8  de Cienemex Diana, chicos y grandes fueron los espectadores de la historia basada en un videojuego, y llevada a la pantalla grande, del pacífico reino de Azeroth que estaba a punto de entrar a guerra contra unos terribles orcos guerreros, quienes desean invadir este mundo luego de dejar su destruido universo.
Disfrutando sus palomitas, el público se emocionó con los estupendos efectos especiales que dieron vida a la trama, cuando los invasores abren un portal que conecta con el reino humano. 
A lo largo de dos horas, el largometraje presentó una guerra entre los dos ejércitos que enfrentaban la destrucción y la extinción. Debatiendo la relación de dos héroes de cada banda que chocaron en una batalla que cambió el destino de su familia, su pueblo y su hogar.

Por: Alfredo Valdez