A tres meses del sismo del 19 de septiembre, la estructura de la Torre Latinoamericana de Cuernavaca no ha sido tocada; algunos pisos están apuntalados y la calle aledaña continúa cerrada.
Foto: Marcela García / DDM