compartir en:

Naciones Unidas.- Decenas jefes de Estado y de gobierno, así como monarcas, ministros y embajadores han manifestado su apoyo y condolencias al gobierno y pueblo de México tras el terremoto de 7.1 grados que sacudió el centro y sur del país el pasado martes.

La reina de Inglaterra Isabel II envió sus condolencias al pueblo de México tras el “terrible” sismo.

“Me dio mucha tristeza saber de la pérdida de vida y la devastación tras el terrible sismo en México”, señaló la monarca en una misiva dirigida al presidente Enrique Peña Nieto.

La reina, de 91 años de edad, manifestó su preocupación por el hecho de que el nuevo terremoto sucedió a solo dos semanas de “un poderoso sismo que sacudió el sureste de México”.

“El príncipe Felipe y yo enviamos nuestras sinceras condolencias a las víctimas de este desastre, a todos aquellos que han perdido a sus seres queridos y a quienes han visto sus casas y propiedades destruidas”.

“Mis pensamientos y oraciones son para los afectados”, destacó la monarca.

La Casa Real de España y el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, también expresaron su apoyo y solidaridad con México.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, la Casa del rey Felipe VI indicó: “España con México. Toda nuestra solidaridad con víctimas y afectados por el nuevo y trágico terremoto. Todo nuestro apoyo a sus autoridades”.

Políticos estadunidenses, incluido el presidente Donald Trump, expresaron sus condolencias y solidaridad a México con motivo del sismo de la víspera que dejó un saldo de más de 200 muertos, centenares de heridos y desaparecidos.

Trump llamó vía telefónica al presidente mexicano Enrique Peña Nieto para expresarle personalmente sus condolencias por la pérdida de vidas humanas y por la destrucción causada por el terremoto.

“El presidente Trump ofreció asistencia y equipos de búsqueda y rescate, que están siendo enviados en este momento. El presidente también ofreció continuar la estrecha coordinación con México conforme los dos países responden a los recientes sismos y huracanes”, informó la Casa Blanca.

Desde su cuenta de Twitter, el ex presidente Barack Obama tuvo expresiones similares para los mexicanos y mexicano americanos. “Cuídense mucho y un abrazo para todos”, escribió en español.

En el marco del pleno de la Asamblea General de la ONU y en el Consejo de Seguridad, al menos una docena de jefes de Estado y de gobierno de todo el mundo expresaron su solidaridad con el pueblo y el gobierno de México tras el terremoto ocurrido el pasado martes.

En el plenario de este miércoles, el segundo día de debates en el seno de la Asamblea General, el presidente de Paraguay, Horacio Manuel Cartes Jara, inició su alocución expresando su consternación por la tragedia sucedida en México.

Por su parte, Juan Carlos Varela Rodríguez, presidente de Panamá, también manifestó su solidaridad con el pueblo y el gobierno mexicanos; igual que el presidente de Guyana, David Arthur Granger.

Los mandatarios latinoamericanos y caribeños que participaron en la primera parte del debate de este miércoles no fueron los únicos en manifestar su apoyo al pueblo de México.

“No puedo empezar mi declaración sin decirle unas palabras a un país amigo, que ha sido asolado por un desastre natural serio: México. Le enviamos nuestra solidaridad a las familias de las víctimas y nuestras palabras de aliento a todos sus socorristas”, declaró Paolo Gentiloni, primer ministro de Italia.

Asimismo, el presidente de Kirguistán, Almazbek Atambaev; el presidente de Finlandia, Sauli Niinisto; y el presidente de Bulgaria, Rumen Radev; el primer ministro de Portugal, Antonio Luis Santos da Costa, manifestaron sus condolencias y solidaridad.

Mientras tanto, en un debate abierto organizado en el Consejo de Seguridad, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, también declaró que sabía que los “corazones” de los diplomáticos presentes en la sesión estaban con los pueblos de Puerto Rico y México.

Sus pensamientos, aclaró Pence, los expresaba mientras “rescatistas y familias buscan salvar a aquellos desaparecidos y encontrar a los heridos tras el terremoto”.

Al inicio de la sesión de este miércoles, el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, había declarado su gratitud a “todas las naciones que de forma generosa hoy acompañan a México en este difíicil momento”.